19 de enero de 2018
19 de enero de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco del juicio por lavado de activos provenientes del narcotráfico
Carbón Blanco: rechazaron la suspensión de juicio a prueba a la hija de Carlos Salvatore
El Tribunal Oral Federal de Resistencia hizo lugar a los planteos del Ministerio Público Fiscal y la querella. La mujer, que fue embargada por seis millones de pesos, había ofrecido aportar una mensualidad de mil pesos a alguna entidad designada por la justicia. Intervino el fiscal general Federico Carniel.

El Tribunal Oral Federal de Resistencia rechazó la suspensión del proceso a prueba solicitada por la hija de Carlos Salvatore, Carla Yanina Salvatore D'Ursi, en el marco de la causa por lavado de activos provenientes del tráfico de estupefacientes.  En su intervención, el fiscal general Federico Carniel había manifestado no prestar su consentimiento para suspender el juicio a prueba y que debía analizarse su responsabilidad en forma conjunta con el resto de los imputados.

Salvatore D’Ursi está imputada junto a otras tres personas del círculo íntimo del abogado Carlos Salvatore, todas ellas acusadas de haber intervenido de manera activa y con carácter habitual en las distintas operaciones destinadas a legitimar los ingresos millonarios provenientes del contrabando de cocaína a Europa en cargamentos de carbón vegetal. En abril de 2015, la mujer había sido embargada por seis millones de pesos.

En el pedido presentado por su defensa, Salvatore D’Ursi solicitó que, además de que se suspendiese su juicio a prueba, se aceptara la reparación del daño causado a través de una donación a una entidad dispuesta por la justicia. La imputada expresó que su situación patrimonial actual le impide aproximarse a la suma requerida por la fiscalía y la querella, de entre doce y sesenta millones de pesos, y ofreció aportar una mensualidad de mil pesos por el tiempo que estableciese el tribunal.

Respecto de la suspensión del juicio a prueba, en su descargo, Carniel destacó que resoluciones internas de la Procuración General de la Nación y criterios de política criminal “desaconsejan su implementación en casos como el examinado por tratarse de una causa compleja en la que se verifica prima facie un modus operandi compatible al del crimen organizado transnacional y con multiplicidad de imputados”.

En su resolución, el juez  Juan Manuel Iglesias remarcó que el ofrecimiento de Salvatore D’Ursi “no se condice racionalmente con la magnitud o volumen dinerario que se ha tomado como referencia para cubrir ese aspecto: el supuesto daño que pudo haber causado con el delito imputado”. Por ese motivo, decidió rechazar la suspensión del proceso a prueba requerida por la defensa y, por el prolongado tiempo de tramitación del proceso en curso, consideró razonable avanzar “con agilidad y dentro de los recursos que tiene el tribunal” hacia la etapa de juicio.