19 de enero de 2018
19 de enero de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal general Carlos Schaeffer con la colaboración de la Procelac
Corrientes: comenzó el juicio a una banda dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico
La organización, liderada por Roberto Rodríguez e integrada por al menos otras seis personas que llegarán al debate, habría utilizado diversas sociedades -entre ellas, una concesionaria de automóviles de alta gama- para canalizar al sistema formal el dinero ilícito generado por la comercialización de estupefacientes.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes comenzó ayer el debate oral y público que tiene como imputadas a siete personas acusadas de conformar una organización dedicada al lavado de activos provenientes del narcotráfico. Bajo el liderazgo del Roberto Eduardo Rodríguez, la banda habría ideado y ejecutado una serie de maniobras tendiendentes a darle apariencia de licitud a las ganancias provenientes de la comercialización de estupefacientes, entre las que se destaca la utilización de una concesionaria de vehículos de alta gama, denominada "RR VIP Automóviles SRL". En representación del Ministerio Público Fiscal intervendrán el fiscal general Carlos Schaefer y el auxiliar fiscal Juan Argibay Molina.

De acuerdo a la investigación llevada a cabo por el fiscal federal Flavio Ferrini, Rodríguez no percibía ingresos económicos ni registraba propiedades a su nombre, así como tampoco presentaba declaraciones juradas ni tributaba impuestos. Pese a ello, pudo adquirir –en agosto de 2014- un automóvil marca Porsche Coupe Cayman  modelo 2010 valuado en $905.000. También poseía el “Complejo turístico Tangará” ubicado en la localidad de Montecarlo, Misiones y, en el allanamiento llevado a cabo en su domicilio en la ciudad de Posadas, Misiones, se le secuestró una valija conteniendo $142.000 y U$S 8.000, y una caja fuerte con 198.600 pesos.

Testaferros

“Se pudo comprobar que el imputado Rodríguez, principal organizador de la estructura, ha utilizado a personas físicas y jurídicas interpuestas  (tales como RR VIP Automotores SRL., Corralón Cerro Cora S.R.L., Emsetur SRL y el “Complejo TANGARÁ”) para realizar operaciones financieras simuladas a fin de ingresar al mercado bienes de origen ilícito mediante actos materializados con la colaboración de los restantes coimputados”, consignó Ferrini en su requerimiento de elevación a juicio.

El 26 de enero de 2012, un informe enviado por la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales (UESPROJUD) ‘Corrientes’ de la Gendarmería Nacional puso en conocimiento respecto de la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes, supuestamente liderada por personas identificadas como “Gabriel” y “Cacho”, que ingresaba la droga desde la República del Paraguay para su posterior transporte y comercialización en distintos puntos del país. El avance de la causa permitió acreditar que “Gabriel” era  Roberto Rodríguez, mientras que “Cacho” era el imputado José Glibota.

Al resto de los imputados –todas personas del círculo íntimo de Rodríguez- se les detectaron operaciones, cuentas bancarias, automóviles y motos de alta gama, que llegaban a millones de pesos, bienes que no guardaban relación con los ingresos declarados por cada uno de ellos. “Rodríguez ha adquirido por interpósita persona –y mediante operaciones financieras anómalas, bienes de origen espurio registrados a nombres de terceros, quienes actuaban como ‘testaferros’ o ‘prestanombres’”, concluyó Ferrini.

Los elementos de prueba recolectados durante la instrucción, entre los que se destaca una importante cantidad de intercepciones telefónicas oportunamente ordenadas por la justicia, grafican el despliegue de las maniobras destinadas a ocultar la titularidad de los bienes obtenidos con el resultado del delito. Entre estas últimas hay una conversación donde Rafael Glibota le recrimina a Rodríguez: “pusiste todas las cosas a nombre mío, sabes me llegan a preguntar de donde saqué la plata sabes en el lío que me metí porque cual negocio hiciste mal conmigo, conmigo te capitalizaste” (…) “no te olvides Gabriel que yo tengo esa 4 x 4 la que es de tu sobrino que es a nombre mío… tengo varios a nombre mío entiendes lo que te digo…”.

Además de los mencionados Rodríguez y Glibota, entre los imputados se encuentran Santa Elba Aquino y Griselda Sosa -madre y pareja del primero, respectivamente-, Daniela Villalba –ex pareja de Rodríguez-, María de los Ángeles Herrera y Rosa Ramos.