25 de mayo de 2018
25 de mayo de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía General n°20 ante los Tribunales Orales en lo Criminal
Comenzó el juicio a un camionero acusado de embestir un auto y matar a un hombre y su hijo
El hecho sucedió en septiembre de 2016, en el barrio porteño de Villa Real. El imputado, de 36 años, manejaba alcoholizado y había cruzado varios semáforos en rojo.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº20 comenzó, este miércoles, el juicio contra un camionero acusado de embestir un auto donde iban un hombre con su hijo, quienes fallecieron a causa del fuerte impacto. En el debate, que seguirá el próximo 19 de febrero, interviene el titular de la Fiscalía General N°20 ante los TOC, Carlos Gamallo.

El 19 de septiembre de 2016, Juan José Asmundo, de 36 años, manejaba su camión Freeline por la calle Irigoyen, en dirección a la avenida General Paz, en el barrio porteño de Villa Real. Según el requerimiento de elevación a juicio, realizado por el fiscal Marcelo Roma -a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°13- lo hacía a “alta velocidad, cruzando semáforos en rojo y habiendo ingerido alcohol previamente”.

Al atravesar la calle Tinogasta, cerca de las 22:40, el imputado embistió al automóvil Volkswagen Bora donde viajaban Adolfo Carballo y su hijo Thomas, de 17 años, quienes tenían luz verde para cruzar. El camión arrastró cuarenta metros al vehículo, que quedó sobre la calle Irigoyen 2243. Adolfo murió en el momento mientras que su hijo falleció camino al hospital de Agudos Dalmacio Vélez Sarsfield.

Asmundo siguió su marcha, chocó varios autos y terminó su recorrido al impactar contra una pared, a la altura 2329 de la calle Irigoyen. En su indagatoria durante la etapa de instrucción, el hombre dijo que había salido de comer una pizza y tomar una cerveza y que lo último que recuerda es haber manejado por Irigoyen y Álvarez Jonte. “Luego, se me puso la mente en blanco y lo primero que registro es gente que me quería pegar”, manifestó.

Según se pudo comprobar luego, Asmundo tenía 0,64 gr por litro de alcohol en sangre y metabolitos de benzodiacepinas, comúnmente utilizados en  tranquilizantes. El imputado aseguró que había tomado un ansiolítico el día anterior, una pastilla que tomaba desde que había salido de prisión, en 2007. En el juicio se negó a declarar, por lo que se incorporó por lectura su indagatoria.

El imputado tenía 0,64 gr por litro de alcohol en sangre y metabolitos de benzodiacepinas, comúnmente utilizados en  tranquilizantes.

Los jueces Patricia Mallo, Sabrina Namer y Pablo Laufer escucharon durante la primera audiencia los testimonios de dos testigos del incidente: un taxista y una mujer que caminaba junto a su padre y su perro. El taxista estaba al lado del auto de las víctimas y vio cuando el camión lo embistió. “Antes del choque, no escuché ni la bocina ni tampoco algún ruido de frenado”, explicó.

Por su parte, la joven declaró que “le había llamado la atención” la velocidad a la que iba el camión antes del impacto y que se dio vuelta cuando lo vio pasar porque recordó el semáforo y consideró que no tenía tiempo de frenar. Además, se presentaron dos policías que estuvieron en la escena.

La calificación

Asmundo está acusado de doble homicidio, que prevé una pena de 8 a 25 años de prisión. En su requerimiento, el fiscal Roma consideró que existió dolo eventual en el “accionar homicida” que tuvo el imputado ya que se representó la posibilidad de “concreción del resultado riesgoso y, aun así, no realizó una conducta con el fin de evitar sus consecuencias”.

“Prueba de ello son las circunstancias de que Asmundo condujera un rodado de gran porte, a alta velocidad, infringiendo la señalización de los semáforos, en una intersección transitada, que tuviera licencia de conducir profesional, habiendo ingerido alcohol, superando ampliamente lo permitido para su categoría de conductor, como así también metabolitos de benzodiacepinas, y todo ello sin existir elemento probatorio que acredite que intentó evitar el resultado obtenido”, afirmó el fiscal al solicitar la elevación a juicio de la investigación.