23 de noviembre de 2017
23 de noviembre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A pedido de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°62
Procesaron a un hombre acusado de haber asesinado a otro durante un robo
La víctima se resistió y fue apuñalada. Un cómplice aún no identificado sostuvo por detrás al hombre y le trabó los brazos para que no pudiera defenderse, mientras que el imputado lo apuñaló. Fue apresado el 25 de octubre en la localidad bonaerense de Laferrere.

En el marco de la investigación desplegada por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°62, a cargo del fiscal Ariel Yapur y el Auxiliar Fiscal Ezequiel Ferrer, el juez Ángel Gabriel Nardiello procesó a José Manuel Chivel, quien fue acusado de haber apuñalado a Pablo Nunura Huamán en el contexto de un robo ocurrido el pasado 23 de julio en las inmediaciones de la Feria Bonorino, en el barrio porteño del Bajo Flores, donde la víctima tenía un puesto de venta de herramientas. Además, el magistrado decretó la prisión preventiva del imputado y trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 150 mil pesos.

Los hechos
Ese domingo, alrededor de las 6.45, la víctima se dirigía, a pie, hacia su trabajo en la feria que funciona en las cercanías de las calles Esteban Bonorino y Castañares, cuando fue interceptado por Chivel y otro sujeto –aún no identificado- con fines de robo.

Durante el hecho, el cómplice sostuvo a Nunura Huamán desde atrás, mientras que Chivel lo apuñaló en el tórax y el abdomen, tras lo cual huyeron del lugar. La víctima fue asistida por otros feriantes, quienes llamaron al servicio de urgencias SAME, por lo que fue trasladado al Hospital Piñero, donde falleció, pasado el mediodía, a causa de una hemorragia interna producto de la lesión.

El juez Nardiello dispuso la prisión preventiva porque el imputado "ha exteriorizado en el transcurso de la investigación una clara reticencia a someterse al presente proceso penal".

La investigación del hecho recayó en el fiscal Ariel Yapur y su auxiliar fiscal, Ezequiel Ferrer, quienes encomendaron a la Brigada Preventiva Sur II de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires una serie de tareas de investigación, a fin de dar con testigos e individualizar a los agresores. Diversos testimonios sindicaron a Chivel –quien vivía en el Barrio Rivadavia 2- como aquél que apuñaló y dio muerte a Nunura Huamán.

A pedido de la fiscalía, en agosto pasado, el juez Nardiello ordenó el allanamiento de la casa 536, a fin de materializar su detención y secuestrar elementos de interés para la pesquisa. Sin embargo, no se encontró a Chivel en el lugar. La Fiscalía profundizó la investigación –que incluyó tareas de campo y escuchas telefónicas a cargo de la Brigada de Prevención Sur de la Policía de la Ciudad- que culminó con la aprehensión del imputado, el pasado 25 de octubre, en la vivienda de su hermana, en la localidad bonaerense de Laferrere.

Indagatoria, procesamiento y prisión preventiva
En su indagatoria, Chivel negó los hechos. Sin embargo, dicha versión quedó desacreditada gracias a las pruebas colectadas durante la pesquisa y a la identificación positiva que efectuó un testigo durante la rueda de reconocimiento, realizada el pasado 27 de octubre.

Al resolver la situación procesal de Chivel, el juez Nardiello consideró que “pudo establecerse que, mientras un sujeto que al día de la fecha se encuentra prófugo y no ha sido debidamente identificado, sostenía con sus brazos a la víctima, el imputado Chivel le asestó, por lo menos un ‘puntazo’ en la zona torácica derecha del cuerpo de Pablo Nunura Huamán, para abrir allí una profunda herida, de aproximadamente 10 a 12 centímetros de profundidad, la que provocó finalmente el deceso del nombrado en último término”.

En virtud de ello, y a pedido de la fiscalía, el juez Nardiello dispuso el procesamiento de Chivel como autor del delito de homicidio agravado por haber sido cometido para consumar el delito de robo, al tiempo que decretó su prisión preventiva por cuanto el imputado “ha exteriorizado en el transcurso de la investigación una clara reticencia a someterse al presente proceso penal, siendo que tras la ocurrencia de los hechos, que dieran inicio a esta investigación, abandonó su residencia habitual, desconociéndose desde aquel entonces su paradero, demostrando así no sólo una clara conducta a evitar la aplicación de la ley a su respecto, sino que efectivamente cuenta con la posibilidad real de eludir su sujeción al presente proceso”.

Además, el magistrado dispuso trabar embargo sobre los bienes de Chivel, hasta cubrir la suma de 150 mil pesos.