22 de octubre de 2017
22 de octubre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Presentación de la Red Territorial en Género en la villa 1-11-14
Gils Carbó: "Re.Te.Ger nació de la comunidad"
Lo afirmó la procuradora general durante el lanzamiento de la iniciativa, que se propone prevenir la violencia hacia las mujeres en el ámbito doméstico, en zonas de alta vulnerabilidad social. La acompañaron el cura de la villa del Bajo Flores, Gustavo Carrara, la periodista Luciana Peker, y el profesor Sergio Díaz.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó hoy al mediodía en la villa 1-1-14 de la Ciudad de Buenos Aires, la Red Territorial en Género (RE.TE.GER.). En el panel de presentación acompañaron a la titular del MPF el padre Gustavo Carrara, el profesor de la Escuela de Educación Media N°3, Sergio Díaz y la periodista especializada en género Luciana Peker. “Este proyecto nació en la villa 31, en un ATAJO; porque hay que empoderar a la mujer para que denuncie, pero no dejarla sola después, porque queda muy desprotejida”, señaló la procuradora.

Al encuentro realizado en la cancha techada del Club Nuestra Señora Madre del Pueblo, ubicada a cincuenta metros del cruce de las avenidas Perito Moreno y Fernández de la Cruz, asistieron el titular de las agencias ATAJO, Julián Axat; los directores de Políticas de Género y de Comunicación Institucional del MPF, Romina Pzellinsky y Luis Villanueva, respectivamente; el padre de la villa 21-24, Lorenzo “Toto” de Vedia, y Silvina Pennella, secretaria general de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También estuvieron las promotoras y promotores territoriales en género de la villa 31, del barrio porteño de Retiro, de cuya experiencia surgió el proyecto de la Re.Te.Ger.

En su intervención, Gils Carbó precisó que la Red constituye “un nuevo desafío para mejorar la vida de todos”. Y añadió: “La tarea consiste en provocar un cambio para evitar la violencia que se ejerce en el trabajo, en la universidad y en las propias familias”, por lo que “debemos formar promotores y promotoras que puedan detectar con anticipación las situaciones de violencia”. Además, cuestionó la “inercia” que muchas veces se advierte en la actuación judicial sobre hechos de violencia contra las mujeres, “y hasta jueces que reproducen patrones de género, mandando a las parejas a reconciliarse”. La procuradora definió a la violencia machista como “un tema de agenda pública, que trasciende la familia”.

Luego, el anfitrión del encuentro, el sacerdote Gustavo Carrara, celebró la presentación de la Red, a la que definió como una “presencia inteligente del Estado, como tantas veces hemos reclamado”. En la parroquia a cargo de Carrara funcionó la primera oficina de atención territorial del MPF en el Bajo Flores, en el año 2014, cuando se creó el entonces Programa ATAJO, hoy Dirección General de Acceso a la Justicia. Actualmente, la agencia territorial se encuentra ubicada en la avenida Riestra y Camilo Torres.

El cura agradeció la iniciativa porque “a veces se bajan buenos deseos a los barrios, pero no son eficaces; en cambio ATAJO está dispuesto a escuchar a la comunidad de la periferia y sus preocupaciones”.

Antes, el docente Sergio Díaz, profesor de Educación Cívica en la Escuela de Educación Media Nº 3, había expresado que “hace 8 años que trabajo en la escuela y no recuerdo otra institución del Estado que haya tenido una iniciativa así”.  La institución escolar y el MPF realizaron en los últimos años múltiples trabajos en conjunto, todos ellos vinculados a la labor de formación y promoción de derechos entre los y las estudiantes.

A su turno, la periodista Luciana Peker afirmó que “venimos de días difíciles tras la muerte de Anahí”, y razonó que si bien se registra un crecimiento del “empoderamiento de las mujeres y las denuncias, también hay un recrudecimiento de la violencia, los femicidios y la crueldad”.

La periodista especializada en género cuestionó el rol de los medios “que demonizan a las adolescentes con mayor crueldad que con las mujeres adultas”, y reclamó “políticas públicas de género que sean diferenciadas según clase, territorio y edad” porque las actuales políticas “no contemplan la situación de las mujeres jóvenes”. “No hay que inocularles miedo a las adolescentes, tienen derecho a caminar, a la noche, y a la vez que debemos protegerlas no podemos cortarles su libertad”, dijo.

El proyecto Re.Te.Ger.

El proyecto de crear una red territorial en género fue ideado ante el incremento de consultas recibidas por situaciones de violencia de género, en particular en el ámbito doméstico, y el aumento en la cantidad de femicidios y temas asociados. La iniciativa surgió de la experiencia realizada en la villa 31, a raíz del éxito que tuvo el proyecto de formación de promotoras y promotores territoriales en género realizado en conjunto por el ATAJO del barrio Carlos Mugica y la Dirección de Políticas de Género del MPF.

El principal propósito de la Red es dotar a la comunidad de herramientas que incidan en la prevención de la violencia en zonas de alta vulnerabilidad social, capacitando a referentes sociales y barriales para que puedan acompañar a las víctimas de la violencia machista. Además, se propone que las personas capacitadas puedan detectar de manera temprana y prevenir nuevas situaciones mediante la conformación de una red comunitaria que facilite la articulación entre actores barriales e instituciones estatales.

La Re.Te.Ger fue aprobada en el mes de junio por la procuradora general de la Nación, y es coordinada por las direcciones generales de Políticas de Género y de Acceso a la Justicia del MPF, al tiempo que cuenta con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM). Desde entonces, la iniciativa fue presentada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Tandil y Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos. En este último caso, participaron 37 referentes de las vecinas Colón, San José, Concordia, Mantero, Gualeguay, Villa San Marcial, Santa Elena, Nogoyá, Hernández y Basavilvaso, mientras que en Tandil lo hicieron 80 mujeres provenientes de los asentamientos que se encuentran en la periferia de la ciudad (barrios Villa Aguirre, Villa Gaucho/Palermo, Movediza y Las Tunitas).

El proyecto prevé la capacitación de referentes barriales y sociales de todo el país, quienes podrán acompañar a las mujeres y personas LGBTI que atraviesan situaciones de violencia, y articular con las instituciones estatales para la prevención y sanción de conductas delictivas.