25 de abril de 2018
25 de abril de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata
Mar del Plata: la Cámara de Apelaciones confirmó el procesamiento de un militar acusado de abuso sexual
Los jueces entendieron que el relato de la víctima fue preciso y se vio respaldado por distintas medidas de prueba. Además, repararon en la relación de poder que el imputado tenía con la víctima por su cargo en el Ejército Argentino.

Tras la audiencia oral y pública en la que el fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata, Daniel Adler, sostuvo el procesamiento de un sargento primero del Ejército Argentino, la Cámara Federal de Apelaciones de dicha jurisdicción así lo confirmó. En tal sentido, el tribunal puso en valor el relato de la víctima y reparó en la pericia médica y los testimonios que constan en el expediente.

 

Ante el cuestionamiento efectuado por la defensa en relación al testimonio de la víctima como único relato y elemento de prueba, los jueces Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez, quienes rubricaron la resolución, en concordancia con lo expuesto por el MPF, repararon en que la mujer debió contar tres veces lo sucedido –en la Comisaría de la Mujer, en actuaciones administrativas dentro del GADA y en el Juzgado mediante una cámara Gesell-, y lo hizo “de manera sostenida, conteste y precisa”.

 

A su vez, indicaron que el hecho denunciado encuentra sostén en otras constancias que le aportan credibilidad, como el testimonio de una amiga que debía encontrarse con ella ese día y la pericia médica que da cuenta de una excoriación o lesión paragenital presentada por la víctima.

 

Por otro lado, la Cámara reparó en la relación de poder o autoridad preexistente, como así también de compañerismo, e indicó que el imputado “procuró el momento oportuno para violentar la voluntad de la víctima –con mandatos tales como ‘sentate ahí, es una orden’-, usando su fuerza física –la arrojó a la cama, la inmovilizó, le tapó la boca, le quitó sus prendas de vestir- y forzarla para lograr su cometido”.

 

En otro pasaje del decisorio, los jueces comprendieron que debe mantenerse la prisión preventiva del imputado, para asegurar el éxito de la pesquisa. Y como argumento central mencionaron que se trata de un funcionario público –es Sargento Primero del Ejército Argentino-, y esto podría generar influencias respecto de las personas que restan declarar en la investigación.