14 de diciembre de 2017
14 de diciembre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Lo juzgarán en Bahía Blanca
Tras la captura, los fiscales solicitarán la incorporación de Lawless al juicio oral por los crímenes de la Armada
La fiscalía requerirá que el militar recapturado ayer en Buenos Aires sea juzgado junto a otros 24 militares, prefectos y penitenciarios en el juicio oral por crímenes de la Armada que comenzó la semana pasada. Permaneció prófugo ocho meses tras escapar de la puerta de los tribunales porteños.

Los fiscales de la Unidad que interviene en casos de terrorismo de Estado en Bahía Blanca, Miguel Ángel Palazzani y José Nebbia, solicitarán la incorporación del militar Alejandro Lawless (66 años), recapturado ayer tras permanecer prófugo los últimos ocho meses, al debate oral y público que comenzó el martes pasado en esa ciudad por los crímenes en jurisdicción de la Armada durante la última dictadura.

Palazzani y Nebbia adelantaron a Fiscales que la próxima audiencia prevista en el juicio oral se realizará el 5 de agosto, pero precisaron que en el curso de esta semana -antes de que comience la feria judicial de invierno en su jurisdicción- cursarán el pedido por escrito al Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca.

Sucede que, al momento de escaparse de los custodios de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) el 12 de noviembre pasado en la vereda de los tribunales porteños, Lawless ya se encontraba formalmente acusado y elevado a juicio junto a otros 24 militares, prefectos y penitenciarios. Así las cosas, su incorporación al debate oral y público recientemente comenzado no debería contar con ningún inconveniente, indicaron desde la fiscalía.

En efecto, el debate se interrumpió hasta después de la feria judicial cuando se concretaba la lectura del texto unificado de los tres requerimientos de elevación a juicio que incluyen los casos de 66 víctimas por los que se juzga a los actualmente 24 acusados. Eso significa que aún no comenzaron las indagatorias de los imputados ni la producción de prueba.

En lo inmediato, Lawless deberá comparecer en ese juicio, pero también lo espera otra causa ya radicada en ese mismo tribunal en la que se encuentra acusado por violaciones a los derechos humanos en el tercer tramo en llegar a esa instancia del expediente por crímenes en el V Cuerpo del Ejército. La fiscalía, además, lo imputó y solicitó su indagatoria en otra causa que actualmente tramita en la fase de instrucción.

Durante 1976 y 1977 Lawless fue parte de la plana mayor del Batallón de Comunicaciones 181 y ocupó sucesivamente las jefaturas de la Compañía de Comunicaciones y Comando y de la Sección Arsenales, dependencias que conformaban aquella unidad militar.

El día que escapó, llevaba pocas horas detenido por disposición del TOCF de Bahía Blanca a raíz de una decisión de la Cámara Federal de Casación Penal que le había revocado el beneficio excarcelatorio del que gozó durante más de tres años.

La fuga de Lawlees ocurrió en la vereda de los tribunales, cuando uno de los dos policías de la PSA que lo trasladaba a la Alcaidía se bajó del móvil para realizar un trámite, mientras que el acusado, que no estaba esposado, había quedado con otro custodio, que luego lo dejó solo en un vehículo cuyas puertas no estaban aseguradas.

Lawless  salió corriendo por la calle Lavalle y tomó Talcahuano con dirección hacia Corrientes. Según la versión bajo investigación, los dos policías lo siguieron, pero lo perdieron de vista en la Avenida 9 de Julio. En abril pasado, tres policías de la PSA fueron procesados por el "favorecimiento doloso de evasión de un detenido en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público".