23 de noviembre de 2017
23 de noviembre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal N°2 de Tucumán
Tucumán: piden enjuiciar a siete personas que integraban una organización narcocriminal
Durante la investigación se secuestró una cantidad inédita de precursores químicos, que parte de los acusados acopiaban para la elaboración de estupefacientes. Otros transportaban la materia prima y la comercializaban. La red operaba con centro en Tucumán y Provincia de Buenos Aires y tenía vínculos en Corrientes, Córdoba, Jujuy y Chubut, así como en Paraguay y Bolivia.

El fiscal a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Tucumán, Pablo Camuña, le requirió al responsable del Juzgado Federal N°2 de dicha jurisdicción, Fernando Poviña, la elevación a juicio de la investigación denominada “Trayan”, seguida contra los hermanos Ricardo Gustavo, Walter Adolfo y Daniel Eduardo García, Julio César Trayan, Carlos José Casuso, Jorge Andrés Saucedo y Juan Carlos Straatman, acusados de integrar una banda narcocriminal, con eje en Tucumán y con vinculaciones en las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Jujuy, Chubut, y en Bolivia y Paraguay.

En el marco de la investigación desarrollada por el fiscal Camuña -con el apoyo de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) a cargo del fiscal federal Diego Iglesias y la División Antidrogas Córdoba de la Policía Federal-, en septiembre de 2016 se secuestró una cantidad inédita de precursores químicos en Provincia de Buenos Aires, aptos para la elaboración y producción de grandes cantidades de estupefacientes.

Las pesquisas

El 14 de septiembre de 2016, a raíz de un informe de la Gendarmería Nacional, la justicia federal de Santiago del Estero detuvo en la Ruta Nacional n° 16, en la localidad chaqueña de Laguna Blanca, a Walter Adolfo García, cuando conducía un Citroën C4, en cuyo interior se hallaron, ocultos en un doble fondo entre el asiento trasero y el baúl, 107 paquetes rectangulares con más de 80 kilogramos de marihuana. Tras ello, en el kilómetro 60 dicha ruta nacional, en la localidad chaqueña de Makalle, se detuvo a Ricardo Gustavo García, quien se desplazaba en un Peugeot 206 como apoyo al primero.

 Paralelamente en Tucumán se llevaba adelante una investigación -con los mismos protagonistas- que se había iniciado en 2014 ante la Justicia Federal de Santa Fe, luego había pasado a tramitar ante la Justicia Federal de Córdoba y finalmente había sido remitida a la Justicia Federal tucumana, en diciembre de 2015.

Al tomar intervención en esta pesquisa, el fiscal Camuña llevaba adelante, junto a la PROCUNAR y a la División Antidrogas Córdoba de la Policía Federal Argentina, medidas de investigación que habían permitido identificar a varios de los acusados, determinar sus principales modalidades de acción y reunir información patrimonial que daba sustento a la sospecha de que desarrollaban una actividad ilícita de gran escala.

Al producirse la detención de Ricardo y Walter García en Chaco, la Fiscalía de Tucumán requirió una serie de allanamientos y medidas en la capital tucumana. En el marco de dichos procedimientos, realizados el 19 de septiembre de 2016, se detuvo a Julio César Trayan y Daniel Eduardo García, en cuyas viviendas se secuestraron elementos para producir y fraccionar estupefacientes, como así también envoltorios con cocaína. Tras estos resultados, se decidió profundizar la investigación y, a partir de información obtenida de las escuchas telefónicas y de los domicilios de los imputados, se requirieron nuevos allanamientos –que fueron realizados el 23 y 24 de septiembre de 2016- en dos domicilios de la provincia de Buenos Aires, en los que se apresó a Jorge Andrés Saucedo y Carlos José Casuso.

En estos últimos domicilios se secuestraron 3.800 kilos de ácido clorhídrico, más de 1.000 litros de ácido sulfúrico y 30 kilos de soda caústica, como así también otros precursores químicos utilizados para la elaboración de estupefacientes.

Luego de estos procedimientos la causa de Santiago del Estero continuó su curso en la justicia federal tucumana. La Fiscalía a cargo de Camuña reparó en que la causa de Santiago tenía información sobre uno de los principales proveedores del grupo narcocriminal, Juan Carlos Straatman, que llevaba la pista hasta la provincia de Corrientes.  Se logró, en diciembre de 2016, la detención de Straatman, alias “El Alemán”, en su casa de Corrientes, subiendo en la cadena de comercialización del grupo.

La imputación

En su presentación, fechada el 13 de noviembre de 2017, el fiscal Caamuña señaló que “desde fines del año 2015 hasta los días que se efectuaron los procedimientos en el marco de la presente causa –septiembre de 2016- Ricardo Gustavo García y la organización delictiva que lideraba compuesta por, entre otras, las personas aquí imputadas (Walter Adolfo García, Daniel Eduardo García, Carlos Casuso, Jorge Andrés Saucedo, Julio César Trayán y Juan Carlos Straatman), formaban parte de una organización criminal de escala intermedia y actividad interprovincial e internacional, destinada al acopio, tenencia, acondicionamiento, fraccionamiento, preparación, transporte, distribución y demás actividades relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes, así como de las materias primas para su producción o elaboración”.

Sostuvo también que “es de destacar el hecho que esta organización desarrollaba el marco de sus acciones delictivas al menos en las provincias de Tucumán, Buenos Aires y Corrientes donde generaba diversas acciones relacionadas con el tráfico de estupefacientes y tenía influencia y relaciones de comercio ilícito con personas en las provincias de Córdoba, Jujuy y Chubut, así como contactos internacionales al menos con personas de Paraguay y Bolivia”.

En virtud de las pruebas colectadas, el fiscal solicitó que Ricardo Gustavo García sea sometido a juicio oral en orden a los delitos de jefe y organizador de una asociación ilícita destinada a tener material estupefaciente y los elementos o materia prima destinados a la producción y/o elaboración de estupefacientes con fines de comercialización; tenencia de elementos y materias primas para producir y fabricar estupefacientes; y tenencia y transporte de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas.

También, el representante del Ministerio Público Fiscal solicitó el enjuiciamiento por tenencia de elementos y materias primas para producir y fabricar estupefacientes; y tenencia y transporte de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la intervención de tres o más personas respecto de los hermanos Walter Adolfo y Daniel Eduardo García, Julio César Trayán, Jorge Andrés Saucedo y Carlos José Casuso; en tanto requirió idéntica medida respecto de Juan Carlos Straatman, como autor de este último delito.