17 de diciembre de 2017
17 de diciembre de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal federal Antonio Castaño
Carmen de Patagones: rescataron a dos víctimas que eran explotadas en una vivienda y una tienda de ropa
Un hombre imputado fue detenido y se logró el secuestro de más de 180 mil pesos. Junto a su pareja, están acusados de haber captado, a través de falsas ofertas laborales, trasladado y acogido a cuatro víctimas en situación de vulnerabilidad desde Bolivia para explotarlos laboralmente en una vivienda y en un local comercial.

Dos víctimas en situación de vulnerabilidad fueron rescatadas y un hombre imputado fue detenido luego de un allanamiento que se realizó el jueves pasado al mediodía en una tienda de indumentaria ubicada en la ciudad de Carmen de Patagones, provincia de Buenos Aires, donde también se secuestró una importante suma de dinero, equivalente a 185 mil pesos.

Los imputados son una pareja -el hombre detenido y una mujer- oriunda de la República Plurinacional de Bolivia. Están acusados de haber reclutado, en total, a cuatro personas -una de ellas menor de edad al comienzo de los hechos- en su país de origen a través de una promesa laboral engañosa y de trasladarlas a la Argentina, de acogerlas en su ámbito laboral y familiar y de explotarlas laboralmente, abusándose de su situación de vulnerabilidad. Las víctimas debían trabajar tanto en el local comercial como en la vivienda de los imputados sin recibir el dinero prometido y sin días de descanso.

El procedimiento fue ordenado por el juez federal Walter Da Silva, en línea con lo solicitado por el fiscal federal Antonio Horacio Castaño, a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de Bahía Blanca, que continúa la pesquisa con una investigación patrimonial de la pareja imputada.

En el operativo participaron miembros del Ministerio Público Fiscal, de la Delegación local de la Policía Federal, el equipo técnico del Programa de Rescate y Asistencia a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata, y personal del Ministerio de Trabajo y  de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Dos de las víctimas escaparon en un remis y se dirigieron a la sede del Ministerio de Trabajo, en Viedma, y de allí a la Fiscalía Federal, donde formularon la denuncia.

Los hechos

La causa se inició el 1° de julio de 2016, cuando dos de las víctimas se presentaron ante la Fiscalía Federal de Viedma para radicar una denuncia. En esa oportunidad, relataron que una pareja los contactó en la ciudad de Oruro y les ofreció un trabajo en una tienda de ropa ubicada en la ciudad de Carmen de Patagones. Declararon que quienes los habían contactado les dijeron que iban a estar muy bien, que no les iba a faltar nada, que no les iban a “gritonear” y que, si no les gustaba, podrían volver, para lo cual se comprometían a pagar los pasajes de vuelta.

Las víctimas dijeron que aceptaron y viajaron junto a sus captores en el auto particular de uno de ellos. Llegaron el 2 de junio de 2016 e inmediatamente fueron alojados en el fondo de la tienda, donde había cuatro cuartos y vivían los dueños. Ese mismo mediodía comenzaron a trabajar en el comercio, llamado “Yesica”, que funcionaba en la misma propiedad.

Precisaron que el hombre ahora imputado les dijo que él era el jefe y que la mujer, también imputada, era "la señora de la casa" y que para todo tenían que pedirle permiso, incluso para salir. Indicaron que también les dijo que no debían hablar con nadie ni quejarse ante otras personas y, a medida que fue pasando el tiempo, ambos integrantes de la pareja se pusieron más estrictos con los horarios y comenzaron a intimidarlos.

Las víctimas aclararon que no tenían día de descanso, dado que en los momentos en los cuales no trabajaban en el local debían ordenar la casa, cocinar o realizar otras tareas domésticas. Explicaron que la pareja les había prometido el pago de 300 dólares por mes a cada uno, pero denunciaron que, cuando quisieron irse, el imputado se negó a entregarles el dinero pautado.

Las dos víctimas denunciantes habían llegado a la Fiscalía tras escaparse en un remis que los condujo a la sede del Ministerio de Trabajo y, desde allí, luego fueron a la sede del Ministerio Público Fiscal, donde permanecieron hasta que se les brindó suficiente protección, ya que manifestaron que tenían temor de encontrarse con el imputado. Finalmente, las dos personas retornaron a su país de origen.

Una vez que recibió la denuncia, la justicia federal de Viedma decretó la incompetencia por razón de territorio para entender en el trámite de las actuaciones, dando intervención a la jurisdicción de Bahía Blanca.

Cuando la causa ingresó a la Fiscalía Federal N°2 de esa ciudad, se ordenaron una serie de medidas en pos de profundizar la investigación. De esta manera, se dio con el paradero de otras dos presuntas víctimas, que finalmente fueron rescatadas en el allanamiento del jueves pasado, y se formuló la imputación penal contra ambos imputados por el delito de trata de personas.