25 de junio de 2017
25 de junio de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Ciclo organizado por la Dirección General de Capacitación y Escuela del MPF
La UFI-Pami dictó una capacitación sobre delitos que afectan a los adultos mayores
La actividad tiene como finalidad visibilizar la problemática de la violencia hacia ese sector de la sociedad, identificar las diferentes manifestaciones de maltrato físico, psicológico, financiero y por negligencia y, al mismo tiempo, proporcionar las herramientas para la investigación penal de los delitos que los afectan.

Organizado por la Dirección General de Capacitación y Escuela del MPF, comenzó días atrás el curso “Herramientas para la investigación penal de los delitos que afectan a los adultos mayores” dirigido a magistrados, funcionarios y empleados del Ministerio Público Fiscal y del Poder Judicial.

La actividad está a cargo de los docentes Javier Arzubi Calvo, Eric Deuteris, Alejo Linares y Analía Ramponi, todos integrantes de la Unidad Fiscal para la Investigación de delitos cometidos en el ámbito de actuación del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (UFI-PAMI)

El objetivo del ciclo es hacer visible la problemática de la violencia hacia los adultos mayores; identificar las diferentes manifestaciones de maltrato físico, psicológico, financiero y por negligencia, y al mismo tiempo brindar información sobre las herramientas necesarias para prevenir esta problemática desde un enfoque jurídico.

Los docentes abrieron su exposición sintetizando el propósito central del taller: “Nuestra idea es visibilizar la problemática del adulto mayor, que es un sector vulnerable, al igual que fue con la cuestión de género. Ellos son víctimas de distintos tipos de violencia, siendo la más frecuente la violencia intrafamiliar. Lamentablemente siguen siendo discriminados y relegados muchas veces por la sociedad y el propio Estado”, señalaron.

Sobre este punto, advirtieron que en la legislación interna se presentaron varios proyectos sobre derechos de los adultos mayores que lamentablemente perdieron el estado parlamentario. “Muchos sugieren la modificación de algunos delitos agravando la pena cuando las víctimas sean mayores de 65 años”, afirmaron.

Asimismo, se remarcó que el 31 de mayo pasado se sancionó la ley que ratifica la Convención Interamericana sobre Protección  de los Derechos Humanos de las Personas Mayores adoptada  por la Organización  de los Estados Americanos el 15 de junio de 2015, mediante la cual los Estados se comprometen a proporcionar las herramientas necesarias para promover los derechos de los adultos mayores como así también su protección.

En este sentido, agregaron que “resulta de gran importancia el compromiso asumido por la PGN que, a través de la Dirección General de Capacitación, brindó este espacio para desarrollar a través de este curso el nuevo escenario que se vislumbra con esta nueva sanción”.

Vulnerabilidad

También definieron el concepto de vulnerabilidad conforme a “las 100 reglas de Brasilia”, es decir, el conjunto de normas que consagran los estándares básicos para garantizar el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad, aprobadas en la XIV Cumbre Judicial Iberoamericana realizada en Brasilia, en marzo de 2008.

“Son aquellas personas que, por razón de su edad, género, estado físico o mental o por circunstancias sociales, económicas, étnicas y/o culturales encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico”.

Se considera en esa condición, agregaron, “a la víctima del delito que tenga una relevante limitación para evitar o mitigar los daños y perjuicios derivados de la infracción penal  o de su contacto con el sistema de justicia,  o para afrontar los riesgos de sufrir una nueva victimización”

“La vulnerabilidad puede proceder de sus propias características personales o bien de las circunstancias de la infracción penal”. A estos efectos, destacan, entre otras víctimas, las personas menores de edad, las víctimas de violencia doméstica o intrafamiliar, las víctimas de delitos sexuales, los familiares de víctimas de muerte violenta y los adultos mayores”, concluyeron.

En las próximas jornadas se abordarán temas como la violencia y maltrato, ya sea físico, psicológico, abuso patrimonial, abandono y maltrato estructural y se analizarán los tipos penales previstos en el Código Penal de la Nación en los cuales los adultos mayores generalmente resultan ser víctimas.