21 de agosto de 2017
21 de agosto de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Es el caso más importante de narcocriminalidad en la provincia
Tierra del Fuego: condenaron a penas de hasta 8 años de prisión a una banda que comercializaba estupefacientes
La organización ingresaba la droga desde el norte del país, luego la acondicionaba dentro de latas de masilla para Durlock en una quinta del partido bonaerense de Ituzaingó para, finalmente, comercializarla en Tierra del Fuego. Un ex policía provincial, entre los condenados.

Con la intervención del fiscal general ante el TOF de Tierra del Fuego, Adrián García Lois, el Tribunal Oral Federal de dicha jurisdicción condenó a ocho personas por integrar una organización dedicada al tráfico de estupefacientes, la cual fue desbaratada cuando acondicionaban 48,772 kilos de marihuana en una quinta de la localidad bonaerense de Ituzaingó, para enviarla a Tierra del Fuego, el 18 de marzo de 2015.

Denuncia y hallazgo

El 26 de septiembre de 2013, un ciudadano denunció que su hijo, de 18 años, consumía estupefacientes y que se los proveía Jorge Darío González. La investigación quedó a cargo del fiscal federal de Río Grande, Marcelo Rapoport, quien solicitó una serie de medidas de investigación tendientes a individualizarlo, las que confirmaron que vendía droga y se la adquiría a Yamila Nahime Liendro.

Con el devenir de la pesquisa, y en base a intervenciones telefónicas y tareas de calle, se pudo establecer que Liendro, a su vez, le adquiría los estupefacientes a Flavio Correa, quien los condujo hacia el organizador de la banda, Móises Javier Billena. Asimismo, aparecieron en escena Leandro Rosales y Carlos Billena y Julio Antonio Olmos, un oficial de la Policía de Tierra del Fuego que había trabajado en narcocriminalidad.

De las escuchas practicadas surge que parte de la banda estaba preparando un envío de estupefacientes desde Buenos Aires, con destino a Tierra del Fuego, por lo que el fiscal Rapoport solicitó el allanamiento de una quinta ubicada en la localidad bonaerense de Ituzaingó.

En el procedimiento, practicado el 18 de marzo de 2015, se secuestraron 49 kilos de marihuana que estaba acondicionada para ser transportada dentro de latas de masilla para Durlock, al tiempo que se detuvo a Moisés y Carlos Billena, Rosales y Pólvora.

Imputaciones

En su requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Rapoport tuvo por probado que Moisés Billena era el organizador y financista principal de la banda, pues era quien adquiría los estupefacientes en el norte del país, recaudaba el dinero de su venta y orquestó el plan para ingresar las drogas a Tierra del Fuego, por vía terrestre.

Por su parte, Correa participó activamente de la compra de los estupefacientes y recaudaba dinero para Billena, al tiempo que oficiaba de nexo entre el cabecilla y otros partícipes de la banda, y mantenía contacto con Olmos, con quien intercambiaba información para evitar ser descubiertos.

En relación a Carlos Billena y Leandro Rosales, el representante del Ministerio Público Fiscal, consideró que estos aportaban ayuda primordial para la adquisición y acondicionamiento de la droga. Asimismo, estos habrían contactado a Pólvora para que los ayudase a empaquetar la marihuana.

Los últimos eslabones de la cadena eran González y Liendro, quienes revendían la droga que Billena ingresaba a Río Grande.

El debate oral

En el juicio oral que se realizó esta semana, el fiscal general Adrián García Lois reeditó los argumentos vertidos por su colega y tuvo por probado que todos los imputados incurrieron en el delito de tráfico de estupefacientes con fines de comercialización del material secuestrado, por lo cual solicitó penas de entre 2 y 8 años para los integrantes de la banda.

Así, el representante del Ministerio Público Fiscal requirió que  Moisés Javier Billena recibiera una pena de 8 años de prisión y multa de $20.000 en su calidad de organizador de tráfico de estupefacientes en la tenencia con fines de comercialización. Respecto de Carlos Billena, Leandro Rosales y Germán Pólvora, sostuvo que debían ser sancionados como coautores del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por la participación de más de tres personas, y aplicárseles penas de 6 años y 2 meses y $10.000 para el primero, 6 años de prisión y misma multa para el segundo, y tres años de prisión en suspenso y multa de $4.000 para el tercero.

También, el fiscal García Lois pidió que Flavio Correa recibiera una pena de 2 años de prisión en suspenso y multa de $4.000 por haber incurrido en la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por la intervención de tres o más personas; mientras que para Liendro y González pidió sendas sanciones de tres años de prisión en suspenso y misma multa.

Por último, para el oficial Julio Antonio Olmos requirió que se lo sancione con ocho años de prisión y multa de $18.000, por el mismo delito que sus consortes de causa, y por ser funcionario policial.

Además, solicitó el decomiso de la droga y los vehículos secuestrados durante la investigación, a fin de destruir la sustancia y darle el destino previsto en la ley para los rodados.

Veredicto

El viernes al mediodía, el Tribunal Oral Federal de Tierra del Fuego –presidido por Luis Alberto Giménez e integradopor poar Ana María D’Alessio y Mario Reynaldi- condenó a Moisés Billena a la misma pena requerida por el fiscal García Lois.

En igual sentido se expresaron respecto de Correa y Rosales, a quienes consideraron autores de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de más de tres personas, aplicándoles las penas solicitadas por la fiscalía. En los mismos términos y penas requeridas por García Lois, se sancionó a Pólvora, como partícipe necesario, y a Liendro y González como participes secundarios.

Sin embargo, los jueces discreparon en las penas para Carlos Billena y Julio Olmos, a quienes les redujeron las sanciones requeridas por la fiscalía, en 2 meses y un año, respectivamente, aunque mantuvieron el pedido de multa propuesto por el representante del Ministerio Público Fiscal.

También el Tribunal ordenó modificar el monto de la caución real impuesta a Olmos y elevarla a la suma de $50.000 y el traslado de los primos Billena y el imputado Rosales a una Unidad de detención del Servicio Penitenciario Federal, al tiempo que dispusieron el decomiso del dinero y los efectos secuestrados –en especial, los vehículos que utilizaban, la mayoría de alta gama- y la destrucción de los estupefacientes, una vez que quede firme la sentencia.

Por otra parte, dispusieron que la lectura de los fundamentos de la sentencia para el próximo 27 de marzo a las 18.00 hs.