21 de agosto de 2017
21 de agosto de 2017 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Recibió 15 años de prisión y le revocaron la excarcelación
Santa Fe: condenaron al ex juez de Menores Vera Candioti, quien quedó detenido
El Tribunal Oral también impuso prisión perpetua a un ex comisario y penas de 13 y 22 años de prisión a dos ex militares. El ex juez fue condenado por el emblemático caso de Paula Cortassa, hija de víctimas del terrorismo de Estado a la que entregó en adopción en un proceso fraudulento que contribuyó a ocultarla y a alterarle su identidad.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe condenó ayer a 15 años de prisión al ex juez de menores de esa ciudad Luis María Vera Candioti, por su rol en la retención y el ocultamiento de la niña Paula Cortassa, en la alteración y supresión de su estado civil y por prevaricato. El ex magistrado fue detenido en plena audiencia y dirigido por el Servicio Penitenciario Federal a la cárcel provincial de Las Flores, dado que los jueces le revocaron la excarcelación, tal como lo había pedido la Fiscalía en su alegato.

Vera Candioti, de 76 años, se convirtió en el segundo ex juez condenado por crímenes de lesa humanidad en el ejercicio de la magistratura. En junio del año pasado, habian sentenciado en Tucumán el ex juez federal Manlio Martínez, aunque en Santa Fe también había sido condenado previamente en dos oportunidades el ex juez federal Víctor Brusa, quien accedió a ese cargo años después de haber participado en los crímenes como empleado judicial.

El veredicto dado a conocer por los jueces Ricardo Moisés Vásquez, Beatriz Caballero de Barabani y Omar Digerónimo, incluye penas para otros tres acusados. El ex teniente coronel del Destacamento de Inteligencia 122, Domingo Morales (72), recibió 22 años de prisión y el ex teniente de artillería del Comando 121 de Santa Fe, Carlos Enrique Pavón (76), fue condenado a 13 años de prisión y acompañó a Vera Candioti en el móvil penitenciario que tras la audiencia de lectura se dirigió a la cárcel, dado que su excarcelación también fue revocada por el tribunal. En ambos casos, para ordenar la detención los jueces tuvieron en cuenta que la pena impuesta, si bien no está firme, "aporta con mayor énfasis a la presunción de que en caso de mantener la libertad los imputados habrán de eludir la acción de la justicia".

La pena más alta dictada ayer, a prisión perpetua, correspondió al ex comisario Juan Calixto Perizzotti (79), quien durante la represión ilegal cumplió el doble rol de Jefe de la Guardia de Infantería Reforzada -sede del mayor centro clandestino de detención de la zona- y Coordinador del Área de Defensa 212.

Vera Candioti -que además fue sentenciado a pagar la multa máxima de 75 mil pesos prevista para el delito de prevaricato-, Pavón y Perizzotti fueron condenados por el caso de Paula Cortassa, hija de Blanca Zapata -asesinada- y de Enrique Cortassa -desaparecido-, quien fue sustraída durante el ataque del Ejército y la Policía a su casa en febrero de 1977.

Perizzotti fue condenado además por su intervención en 16 homicidios -entre ellos, los de los padres de la niña-, cuatro privaciones ilegales de la libertad y cinco casos de tormentos. El ex policía ya contaba con dos condenas a 22 años y 23 años de prisión, dictadas en 2009 y 2013, respectivamente, y el tribunal decidió hoy unificarlas todas en "la pena única de prisión perpetua".

Por su parte, Morales fue condenado por tres homicidios y asociación ilícita.

El caso Cortassa

Paula, de 13 meses de edad, estaba junto a sus padres y otras personas cuando el Ejército y la Policía atacaron la vivienda de Castelli 4531 de la capital santafecina. Según las pruebas ventiladas en el proceso, tras el ataque "Paula fue sacada de la casa por un agente policial envuelta en una sábana manchada con sangre".

La niña había llegado al juzgado de Vera Candioti a través del Ejército, con un oficio de entrega firmado por Pavón, a quien el magistrado no llamó a declarar en ningún momento para explicar su origen.

El entonces juez fue acusado por la Fiscalía durante el juicio de no haber acudido a otras autoridades judiciales ni a los medios de comunicación para difundir el caso de la niña y "ni siquiera miró el diario El Litoral para informarse en relación al referido operativo de calle Castelli". Tampoco, hizo averiguaciones en el barrio, entre la decena de omisiones graves del ex magistrado que enumeró la acusación fiscal.

Para alejar a la niña de cualquier posibilidad de ser localizada, el entonces juez salteó a las primeras veinte familias adoptantes en el proceso y la entregó a un matrimonio de Venado Tuerto (a 350 kilómetros de Santa Fe), pareja que años después ayudó a la víctima a buscar su identidad.

Satisfacción de la Fiscalía

Las penas fueron en línea con las solicitadas el 8 de abril pasado por el fiscal general Martín Suárez Faisal, salvo en el caso de Perizzotti, para quien había requerido 25 años de prisión.

Suárez Faisal calificó el veredicto como "muy significativo para la Fiscalía, ya que se tomaron las mismas calificaciones legales y las mismas penas que habíamos solicitado desde el Ministerio Público Fiscal respecto del caso de Paula Cortassa, hoy María Carolina Guallane, al tiempo que también, como habíamos pedido, se revocaron las excarcelaciones del coronel Pavón y el ex Juez de Menores de la ciudad de Santa Fe, Vera Candioti. y se ordenó que inmediatamente queden en prisión preventiva".

El fiscal valoró que en este juicio oral, que comenzó en abril del año pasado, "se trataron hechos que marcaron profundamente a la sociedad santafesina por su crueldad y violencia" y enumeró "el operativo sobre el edificio de Ituzaingó y Las Heras, donde además de ser abatidos cuatro militantes fue asesinada a sangre fría una maestra vecina que vivía en un departamento contiguo; el caso de calle Castelli, en el que se secuestró a Paula Cortassa y fue muerta su madre embarazada y desaparecido su padre; el procedimiento de Javier de la Rosa y Güemes, en el que tres personas fueron acribilladas sin piedad por las fuerzas conjuntas; y la masacre de Plaza de las Banderas, en la que desaparecieron cinco militantes que se habían dado cita en ese lugar, entre otros hechos importantes".