03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Nueva audiencia en la causa por encubrimiento al atentado cometido en 1994
AMIA: declararon ex policías del POC que participaron de la investigación
Carlos Heise y José Portaluri hicieron referencia a la importancia de la pista Kanoore Edul. Además, hablaron de los casetes con las escuchas telefónicas.

Ayer, en los tribunales federales de Retiro, se llevó adelante una nueva audiencia, en el marco del juicio por el encubrimiento y desviación de la investigación del atentado a la AMIA/DAIA. Carlos Heise, José Portaluri y Humberto Almerich trabajaban en la División Protección al Orden Constitucional (POC) investigando el atentado a la mutual y fueron propuestos por la querella de Memoria Activa y el Ministerio de Justicia

El primer testigo en ser interrogado por la letrada del Ministerio de Justicia fue Carlos Heise, quien trabajó en el POC colaborando en la investigación al atentado de la AMIA/DAIA. Su declaración duró aproximadamente dos horas y versó, principalmente, sobre el análisis de las escuchas telefónicas, quienes proveían esos casetes para las grabaciones y quienes eran las personas que se encargaban de llevarlo al POC para luego ser desgrabado. Heise también habló de la pista Kanoore Edul.

“A mí me gustaba Kanoore Edul”, así se refirió el testigo. Heise explicó que “había cosas que había que investigar (…) para sacarnos la duda había que investigar a Kanoore Edul”, sin embargo “no me dejaron (…) para ellos eran mejor otras pistas”, agregó.

Sobre los casetes y las escuchas, contó que en unas oficinas del POC se realizaban las degrabaciones y remarcó que aquellos casetes “los compraba la superioridad del POC con la caja chica” y que una vez hecha la transcripción de los mismos, en algunas oportunidades los dispositivos de grabación eran reutilizados.

El tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo jueves donde se espera que declaren otros tres ex policías del POC.

Más tarde, fue el turno de José Portaluri quien declaró aproximadamente tres horas. El testigo también se refirió a las grabaciones de las escuchas telefónicas y a la pista de investigación Kanoore Edul, recordó su declaración  y remarcó no creerle “ni una palabra”.

Hacia el final, cuando le preguntaron sobre la declaración que le tomó a Ana Boragni, luego de haber sido detenida, señaló que fue larga y que todo siempre fue comunicado tanto al entonces juez federal Galeano y los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia.