03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el marco del juicio por el encubrimiento y desvío de la investigación del atentado
AMIA: se realizó el careo entre Rubén Beraja y el periodista Raúl Kollman
El ex presidente de la DAIA acusó al testigo de “mentiroso” y de haber “faltado a la verdad”. El periodista de Página/12 ratificó sus dichos.

Sentado uno al lado del otro, en la sala AMIA de los tribunales federales de Comodoro Py 2002 y pasadas las 13:30 horas, comenzó el careo solicitado, oportunamente, por la defensora del ex presidente de la DAIA, Valeria Corbacho. El intercambio de argumentos entre Ruben Beraja y el periodista de Página/12 duró 20 minutos, ambos ratificaron sus dichos. Por la mañana, declaró un ex agente de la SIDE.

Se trata del juicio por el encubrimiento y desviación de la investigación del atentado a la AMIA. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por los cotitulares de la Unidad Fiscal especializada, Sabrina Namer y Roberto Salum, y el fiscal ad-hoc Miguel Yivoff.

El secretario del Tribunal leyó la contradicción que se produjo a partir de los dichos del periodista, en su declaración testimonial brindada el 1 de septiembre de 2016, y lo manifestado en su ampliación indagatoria por el ex presidente de la DAIA, el 29 del mismo mes y año. La contradicción, entre otras cuestiones, tenía que ver con una reunión en entre ambos en la sede del Banco Mayo. Ambos ratificaron sus dichos oportunamente.

“Me mantengo en mis dichos. La conversación ocurrió en Banco Mayo, creo que fue la única vez que fui. Yo lo esperé a Beraja y luego tuvimos un diálogo largo. Me acuerdo de esa frase ‘tiene razón Menem la comunidad judía le trajo problemas’”, refirió Kollman y agregó: “Yo no publiqué nada porque no era una entrevista”. El periodista explicó que para el 18 de julio de 1997 no se sabía nada del atentado “había un clima de enojo por la situación de la investigación”.

“Es falso lo dicho por Kollman (…) Jamás existió esa reunión no me queda más que acusarlo de mentiroso. Lo respeto como periodista pero como testigo faltó a la verdad, contó un hecho que no existió. Jamás hemos pensado que una víctima puede pedir perdón al responsable de la seguridad pública. Es un absurdo”, afirmó.

Luego de 20 minutos de careo, la jueza Karina Perilla, en carácter de presidenta, no permitió ninguna intervención de las partes y dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo jueves a las 10:30 horas. Además, informó que durante la feria judicial de enero de 2017 no se celebrarán audiencias, por lo que se retomaría el debate el primer jueves de febrero.