08 de agosto de 2022
08 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Continúa el juicio por el encubrimiento del atentado
AMIA: suspendieron la testimonial de Héctor Pedro Vergez
El militar condenado por crímenes de lesa humanidad iba a declarar por videoconferencia desde Córdoba, pero por problemas en la conexión se reprogramó su comparecencia, tras el pedido del MPF. Antes de que termine la audiencia, llegó a decir que “conocía a Telleldín de muy chiquito”. También declaró, sin público, un ex agente de inteligencia.

La declaración testimonial en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA del militar condenado por delitos de lesa humanidad, Héctor Pedro Vergez, fue pospuesta luego de que hoy intentara llevarse a cabo por videoconferencia. El testigo se encuentra detenido en Córdoba, donde recientemente se le impuso una pena de prisión perpetua por los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención “La Perla”, y se esperaba que brinde testimonio respecto de su vínculo con el ex reducidor de autos Carlos Telleldín, pero inconvenientes en la conexión llevaron a la Unidad Fiscal AMIA a solicitar la reprogramación de la audiencia, lo que así fue compartido por las demás partes y el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2.

Durante la recepción de los datos personales de rigor antes de la suspensión de la testimonial, el testigo se presentó como “capitán Héctor Pedro Vergez”. También juró “por Dios y la Patria” cuando el presidente del tribunal le preguntó si prometía decir “todo cuanto supiere y le fuere preguntado”.  En cuanto a lo que llegó a responder, dijo que “conocía a Telleldín de muy chiquito” a través de su padre, por haber sido el contacto “extraoficial” del Destacamento de Inteligencia 141 -donde se desempeñaba- con el “[Departamento de Informaciones Policiales] D2” de Córdoba. Por otra parte, mencionó que estuvo “dos veces en el despacho [del primer juez de la causa Juan José] Galeano”.

Entre medio de los problemas en la comunicación y tras detectar que había un error en el acta enviada desde el tribunal porteño a su par cordobés -en la que se mencionaba que el testigo conocía al ex titular de la SIDE e imputado, Hugo Anzorreguy y los entonces fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, lo que negó-, el cotitular de la Unidad Fiscal Roberto Salum -que representó al MPF junto a la fiscal Sabrina Namer y el fiscal ad-hoc Miguel Yivoff- mocionó que se suspenda la audiencia, en virtud de que Vergez será trasladado esta semana a Buenos Aires y de esa forma se podría contar con su presencia en el estrado de los tribunales federales de Comodoro Py 2002. “Anzorreguy me mandó a matar, estoy vivo de casualidad” aventuró el represor antes de que concluya el acto procesal.

El debate se reanudó al mediodía con el testimonio de Luis Alberto Ruidíaz. Como se trata de un ex agente de inteligencia relevado del deber de guardar secreto, la audiencia y su contenido sólo fue conocido por las partes. El juicio continuará el lunes próximo.