08 de agosto de 2022
08 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento efectuado por los fiscales Sabrina Namer, Roberto Salum y Leonardo Filippini
UFI AMIA: pedidos de desclasificación a Gendarmería Nacional y al Servicio Penitenciario Federal
La unidad fiscal formuló recientemente una serie de peticiones específicas a efectos de ubicar material de interés a la investigación.

En el marco del pedido de una amplia desclasificación de la información reservada sobre el atentado del 18 de julio de 1994 efectuado por los fiscales Sabrina Namer, Roberto Salum y Leonardo Filippini los días 6 de abril y 19 de mayo de este año, la unidad fiscal formuló recientemente una serie de peticiones específicas a efectos de ubicar material de interés a la investigación.

La UFI AMIA, a través del titular de la Unidad Especial de Investigación AMIA Dr. Mario Cimadevilla, solicitó la compulsa y desclasificación de materiales vinculados a la investigación del atentado terrorista del 18 de julio de 1994 en poder de Gendarmería Nacional (GN) y del Servicio Penitenciario Federal (SPF) a fin de su inclusión a la investigación. Por un lado, el equipo de la unidad fiscal advirtió que en la investigación del atentado contra la Embajada de Israel de trámite ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Gendarmería Nacional Argentina había remitido información relacionada también con el atentado contra la sede de la AMIA que no formaba parte, no obstante, de la documentación remitida a la Unidad Fiscal. En particular, los fiscales llamaron la atención sobre una nota del 19 de julio de 2001 en la que las autoridades de GN brindaron datos relativos a Samuel Salman El Reda, quien está imputado con captura internacional por su participación en el ataque de 1994. En virtud de ello, la unidad fiscal solicitó a la Gendarmería Nacional Argentina información sobre el material de respaldo de dicha comunicación, así como un amplio informe sobre el relevamiento de toda clase de documentación, cualquiera sea el soporte en que se encuentre, que guarde relación con el atentado a la sede de la AMIA.

El pedido, a su vez, encuadra en las obligaciones de cooperación con esta investigación que los decretos 786/2003 y 384/2005 pusieron sobre las fuerzas de seguridad. Por otro, la unidad fiscal también requirió al Director del Servicio Penitenciario Federal un relevamiento e identificación de archivos, documentación y bases de datos que guarden relación con lo afirmado, poco tiempo atrás, por los testigos Juan Alberto Cid y Mario Moreno en el juicio por encubrimiento del atentado de trámite ante el TOF 2, de acuerdo con lo cual personal de inteligencia del SPF habría desempeñado funciones relativas a la situación de Carlos Telleldín durante su detención. La unidad pidió que se informe todo lo relativo a esta circunstancia así como, en general, otras acciones que hubieran sido desarrolladas por el SPF respecto del atentado a la sede de la AMIA.

En ambos casos, los pedidos obedecen al interés por ampliar, a pesar del tiempo transcurrido, el soporte documental de lo actuado en la investigación a fin de facilitar, además, las posibilidades del empleo judicial con control de partes de esta información. Los pedidos se suman a otros similares de los fiscales, tal como el efectuado a Cancillería respecto de la información todavía reservada o confidencial en poder de otros estados.