19 de junio de 2019
19 de junio de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Charla con ingresantes al Programa ATAJO
Axat: “El piso es tratar de cambiarle la vida a una persona por día”
Lo dijo ante trabajadores y trabajadoras del MPF que desarrollarán una vez por semana tareas voluntarias en los Atajos ubicados en las villas y estudiantes de abogacía de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, que harán allí sus prácticas.

En la tarde del viernes 3 de octubre, en el auditorio Nelly Ortiz de la sede de Avenida de Mayo de la Procuración General de la Nación, Julián Axat brindó una charla a los próximos integrantes del programa ATAJO. Lo escucharon empleados y empleadas del Ministerio Público Fiscal de la Nación, que prestan servicios en otras áreas de la Procuración, o en fiscalías ordinarias, y estudiantes avanzados de carrera de Abogacía de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. Junto a Axat también intervino Guillermo Gatti, profesor de la carrera de Derecho en la Universidad de las Madres y a cargo de la coordinación de los estudiantes.

Quienes trabajan en el MPF que asistieron a la conferencia son aquellos que voluntariamente se sumaron al plan “Atajate por un día”, como se llamó a un novedoso procedimiento ideado por el área de Recursos Humanos de la Procuración General, conjuntamente con el programa de Acceso Comunitario a la Justicia.

Asimismo, estudiantes de abogacía de la Universidad Popular de las Madres, estaban allí en virtud del convenio celebrado hace unas semanas entre esa casa de estudios y el programa ATAJO, y que prevé que las oficinas del MPF ubicadas en las villas sean el lugar donde lleven adelante sus prácticas pre-profesionales.

Voluntarios y estudiantes

Las personas que trabajan en el MPF que cumplirán voluntariamente tareas un día a la semana en algún ATAJO respondieron a una convocatoria abierta lanzada por la dirección de Recursos Humanos de la Procuración. Tras ese llamado, fueron analizados alrededor de 70 currículums recibidos, de los cuales se seleccionaron, para la primera etapa, unos diez. Sobre el proceso de selección, Axat destacó la labor desarrollada por Eric Deuteris, de UFI Pami.

“Cuando la Procuradora ideó el Programa pensó en un modelo de empleado judicial distinto, que entienda el servicio de Justicia como un servicio al otro, comprometido y ajeno al pensamiento corporativo”, enfatizó el titular del Programa ATAJO.

Quince estudiantes de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo cursarán sus últimas materias de grado y para obtener su título deben antes desarrollar una seria de prácticas, que cumplirán a razón de una vez por semana en alguna de las cinco Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia. Su responsable será Guillermo Gatti, docente de la Universidad, quien subrayó el perfil de abogado que esa Casa de estudios superiores está formando: comprometidos, cercanos a su pueblo, y que pongan en tela de juicio a la corporación judicial. “Pretendemos un abogado que cuando va a resolver un caso o dicta una norma, piense en el impacto que eso tendrá en la sociedad”, dijo, y agregó: “Es importante la formación técnica, la teoría, pero también el compromiso”.

Los ejes del Programa y sus objetivos

La charla brindada por Julián Axat consistió en un repaso de los objetivos institucionales y comunitarios del Programa. “Cuando fui convocado para esta tarea, se me dio la consigna de pensar los jóvenes no sólo de las villas, sino de la periferia urbana, y cómo descentralizar el Ministerio Público Fiscal a través de una agencia”, recordó.

Además, Axat historió las experiencias anteriores de acceso a la Justicia, las cuales vinculó a la lucha de los organismos de Derechos Humanos y los familiares de las víctimas del Terrorismo de Estado, primero; luego a las Defensorías Públicas y hasta la Oficina de Violencia Doméstica abierta por la Corte Suprema, “pero ambas no eran parte del MPF; de ahí lo inédito de ATAJO; el antecedente más inmediato data del año 1999, cuando se crearon fiscalías descentralizadas en los barrios, pero no estaban en los barrios más complejos”.

Respecto de la tarea comunitaria del Programa, su director aclaró que “el MPF no hace política social, pero sí hace vinculación con el Estado. Debemos estar cerca del tejido social sobre el cual después hacer defensa de la legalidad”.

También, expresó que el Programa tiene un recorte claro en cuanto a sector social que busca beneficiar con sus políticas de Acceso: “Las personas vulnerables, según la definición dada por las reglas de Brasilia”.

Tras la proyección de un video institucional de ATAJO, producido por el área de Comunicación de la Procuración General de la Nación, Julián Axat mencionó que la restante tarea “es la promoción de derechos. Por eso tenemos nosotros un equipo de Formación y Comunicación, que se relaciona con los referentes sociales de cada barrio”. Sobre este particular, enfatizó que “el ATAJO es neutral, aunque no ascéptico. Nosotros remarcamos nuestra pertenencia estatal, y nuestra especificidad judicial. Queremos dar un servicio amplio, integral y generoso con el vecino”.

Por último, Axat resaltó el Programa “busca ser un insumo para fiscales, para sus investigaciones; y al mismo tiempo brindar información de primera mano a la Procuradora sobre lo que efectivamente sucede en los barrios, para la posterior definición de la política criminal”.

“El gran objetivo es modificarle la vida a la gente. Con que modifiquemos la vida de una persona por día, este Programa valió la pena; pero ese el piso solamente”, finalizó.