21 de mayo de 2024
21 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Allanamiento en Avellaneda
Dock Sud: una joven se presentó esposada en la agencia ATAJO y denunció violencia en un operativo policial realizado en su domicilio
Horas después de un allanamiento realizado en su casa, una joven de 16 años se presentó en el ATAJO de Dock Sud con las esposas aún puestas en sus muñecas. Además de denunciar la violencia del operativo ejecutado por personal de la Policía bonaerense, la adolescente refirió que tras advertir que el procedimiento había concluido, la uniformada que la custodiaba “se fue corriendo y me dejó en la casa con las esposas puestas”.

En la mañana del pasado miércoles 5 de abril, una joven de 16 años se presentó esposada en la agencia ATAJO de Dock Sud, en el partido de Avellaneda, y denunció que horas antes, exactamente a las 4.30 de la madrugada, se produjo un violento allanamiento en su domicilio, por uniformados de la Policía Bonaerense sin identificación personal, luego del cual se retiraron del lugar sin quitarle los grilletes de las muñecas.

La adolescente, llamada Sheila, concurrió acompañada por su hermano, de 20 años de edad, y narró la violencia del operativo policial, que fue instruido en el marco de una investigación en trámite ante la UFI Nº 1 del departamento judicial de Lomas de Zamora, por orden del Juzgado de Garantías Nº 10 de Avellaneda.

Según relató ante los operadores de la Dirección de Acceso a la Justicia del MPF, Sheila se encontraba durmiendo cuando se produjo el ingreso del personal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, con “armas de grueso calibre, apuntando a todos los que estaban en la casa”. Tras esposar y golpear al padre de la joven en la planta alta de la vivienda, la madre, Sheila y sus siete hermanos fueron obligados a descender a la planta baja, donde les fueron tomadas declaraciones, mientras otros efectivos revisaban las habitaciones de la casa y rompían todo lo que encontraban a su paso.

La joven detalló que si bien la “policía no tenía ninguna identificación en su uniforme ya que tenía el chaleco antibalas”, podría reconocer al personal que ejecutó el operativo. “Cuando la mujer policía me bajó llevándome fuertemente del brazo, y advirtiendo que el allanamiento había concluido y todo el personal policial se había retirado, se fue corriendo y me dejó en la casa con las esposas puestas”, narró Sheila.

La declaración brindada en la sede de ATAJO fue contenida en un acta, que será remitida a la fiscalía interviniente. Ese documento agrega que tras el testimonio se hizo presente un médico pediatra de la Unidad Sanitaria Nº 9 de Isla Maciel, quien revisó a Sheila y constató las lesiones, que eran visibles.

La agencia ATAJO de Dock Sud funciona desde agosto de 2016, en virtud del convenio marco de cooperación suscripto entre la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio Público Fiscal de la Nación.