27 de mayo de 2024
27 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Bajo Flores: incremento en las denuncias por desaparición de niños, niñas y adolescentes
El ATAJO de la villa 1-11-14 colaboró en la elaboración de un protocolo de actuación para el abordaje de los casos de niños desaparecidos
El equipo ATAJO puso a disposición de una red compuesta por organizaciones sociales, referentes comunitarios y profesionales de la salud, todos sus recursos para la elaboración de un material instructivo para el eficaz abordaje de las denuncias por desaparición de niños, niñas y adolescentes, ante el incremento de esos casos.

Los operadores de la agencia ATAJO del Bajo Flores colaboraron en la confeccionaron un protocolo de intervención dirigido a profesionales para los casos en que personas denuncian la desaparición de niños, niñas y adolescentes.

El instrumento fue creado tras un relevamiento realizado por la agencia territorial de Acceso a la Justicia del MPF, que en los primeros ocho meses de este año registró un incremento en las consultas y denuncias por desaparición de jóvenes en la villa 1-11-14 y barrios aledaños.

El protocolo fue realizado a instancias de la Red Bajo Flores, que reúne los espacios estatales, comunitarios, de organizaciones sociales y de profesionales de la salud que abordan interdisciplinariamente las problemáticas más acuciantes de ese barrio del sur porteño.

El documento permite establecer un criterio unificado a la hora de asesorar a los denunciantes y a quienes reciben esos testimonios, sobre la información prioritaria que debe constar en las actas, a fin de no dilatar las investigaciones y evitar la revictimización de la persona que aporta su relato.

Desde fines del año pasado hasta agosto de 2016, al menos 14 madres y padres se presentaron en la agencia ATAJO para denunciar la desaparición de sus hijas, como así también hostigamientos y amenazas por las redes sociales. Las personas que se acercan a las agencias ATAJO son familiares de las jóvenes de las que se desconoce su paradero, como así también docentes y vecinos.

Según expresan los denunciantes, son frecuentes los casos en las que niñas en edad escolar son presionadas a enviar fotos íntimas o concretar encuentros bajo la amenaza de lesionar a algún familiar cercano si no lo hicieran. En todos los casos, los hostigadores demuestran conocer información de las actividades que realizan sus víctimas, sus horarios de rutina, composición familiar y colegio al que asisten. Algunos de esos hechos terminaron en la posterior desaparición de las jóvenes.

Sin embargo, no en todos los casos las víctimas aceptan denunciar los hechos. A veces porque ya han concurrido previamente a las comisarías y otras por temor a represalias o hasta vergüenza debido a las repercusiones que tales situaciones podrían causar entre los compañeros de colegio o vecinos del barrio.

Toda vez que la denuncia ya fue realizada y fue instruido un expediente judicial, los operadores de ATAJO se limitaron a establecer un nexo entre las víctimas y las dependencias donde se instruyen las causas. Esa relación permite agilizar las investigaciones.

Material instructivo

El Protocolo de actuación está dirigido a organizaciones, instituciones y referentes barriales que trabajen en la zona, y tiene el propósito de  acompañar  a la comunidad  y visibilizar las diferentes situaciones de desapariciones de mujeres muy jóvenes, ocurridas en la zona de la villa 1-11-14.

El instructivo indica cuáles son las informaciones que deben registrarse: número de sumario policial, la fecha, el nombre y apellido completo de la persona desaparecida, y la fiscalía o juzgado interviniente, en caso de denuncia en sede policial. “Con esa información –aclara el texto- acercarse al ATAJO  para comenzar el seguimiento de la causa”.

Si, por el contrario, el declarante no hubiera radicado hasta el momento denuncia alguna, el protocolo aconseja acercarse en día y horario hábiles a la sede de la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia del MPF (ATAJO), ubicada en la esquina de Camilo Torres y avenida Riestra, o bien a la Unidad de Orientación y Denuncia (UOD) del Ministerio Público Fiscal de CABA. Además, el material pone a disposición de sus consultantes las líneas telefónicas de la Procuraduría contra la trata y explotación de personas (PROTEX), dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Nación; y del Registro de Niños Perdidos, dependiente del Consejo del Derecho de niños, niñas y adolescentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.