30 de enero de 2023
30 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
ATAJO móvil: desalojo de vendedores de prendas de vestir en Flores
Manteros desalojados denuncian violencia policial en el operativo de la avenida Avellaneda
Se trata de vendedores de prendas textiles que fueron desalojados tras el decomiso de sus mercaderías, durante un procedimiento policial realizado en el barrio de Flores. Denuncias por la violencia de los uniformados.

Tas un operativo realizado por uniformados de la Policía Federal Argentina, en la mañana del viernes 4 fueron desalojados un centenar de vendedores callejeros, que trabajan diariamente en la avenida Avellaneda.

La Dirección de Acceso a la Justicia del MPF intervino en el hecho tras un pedido formulado por organismos defensores de los Derechos Humanos.

Así, tres funcionarios letrados de ATAJO se acercaron con la camioneta de atención móvil, a la esquina de Avellaneda y Concordia, en el barrio de Flores, a fin de recibir las eventuales denuncias que los trabajadores desalojados pudieran presentar. En total fueron 5 los testimonios recogidos, entre ellos los de dos mujeres discapacitadas.

Persianas de comercios a medio abrir, el tránsito sobre la avenida Avellaneda al 3400 prácticamente interrumpido, diez camiones celulares de la Policía Federal apostados en plena calle, un carro hidrante, otro de bomberos y más de un centenar de oficiales de la Infantería y de la D.O.U.C.A.D. (División Operaciones Urbanas de Contención y Actividades Deportivas), y dos docenas de trabajadores virtualmente rodeados por los uniformados, conformaban el escenario de conflicto que se vivió en esa porción de la ciudad durante la mañana de ayer.

“Hace 7 años que trabajo acá”, señaló Florinda, de 53 años, sentada en su silla de ruedas, y exhibiendo su certificado de discapacidad. “Antes del accidente yo trabaja aquí, alquilaba un local”, aclaró. Pero tras la internación hospitalaria que duró más de un año, la mujer debió comenzar a trabajar en la calle, vendiendo ropa de hombre, que “compramos en los mismos locales a mitad de precio y sin que nos extiendan facturas”.

Florinda, que trabaja diariamente entre las 7 y las 19 horas, de lunes a sábado, contó que “en total seremos como 9 mil trabajadores aquí”. Según precisó la mujer, “a las 8.30 pasó un patrullero y dijo que no íbamos a poder trabajar por orden del gobierno de la Ciudad. Nosotros entonces nos juntamos pacíficamente en la esquina de Concordia para resolver la situación. Y a las 10.30, cuando estábamos reunidos, llegaron motos de la policía y como nosotros ocupábamos parte de la calle, se hicieron lugar pegándole a la gente”.

El procedimiento policial incluyó gases lacrimógenos y gas pimienta, según dijeron los damnificados, y el secuestro de las mercaderías. Los feriantes señalaron que la venta de ropa en esa esquina constituye su única fuente laboral. Además, coincidieron en reclamar la apertura de una instancia de negociación con las autoridades porteñas, con el propósito de poder continuar trabajando, al tiempo que exhortaron a que les sean devueltas las prendas de vestir decomisadas.

Por su parte, los operadores de ATAJO pudieron determinar que el operativo policial estuvo a cargo del comisario general Osvaldo Tapia y del titular de la Comisaría Nº 50, de apellido Medina, quienes informaron que actuaron en virtud de una orden verbal emitida por el Ministerio de Seguridad porteño.

El lunes las actuaciones serán remitidas a la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), para que el fiscal general Miguel Palazzani, a cargo de esa dependencia especializada en abusos por fuerzas policiales, evalúe los pasos a seguir.