17 de septiembre de 2019
17 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Presentación por deficiencias en el servicio de salud
Mendoza: ATAJO reclamó ante el ministerio de salud provincial que las ambulancias ingresen a un barrio de Maipú
La presentación se realizó tras el caso de una mujer con una severa infección, que se agravó por la mala atención médica. Los vecinos denunciaron la inaccesibilidad para los habitantes de los barrios vulnerables a los servicios básicos en materia de salud.

El director general de Acceso a la Justicia del MPF, Julián Axat, realizó una presentación ante ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deporte de la provincia de Mendoza, en reclamo de que esa cartera garantice a los habitantes del barrio Metrotranvía, situado en el departamento de Maipú, la “prestación oportuna del servicio de ambulancias médicas, posibilitando su ingreso a dicho barrio ante situaciones de emergencia”.

El escrito dirigido al ministro Rubén Alberto Giacchi solicita, además, que sea asegurada “la prestación del servicio médico en el Centro de Salud N° 150, ubicado en el barrio La Gloria”.

La solicitud obedece a una situación relevada por el coordinador del ATAJO de Mendoza, en relación a una mujer de 45 años de edad, que se encontraba desde hacía varios días enferma en su casa, afectada por lo que sus vecinos y familiares creyeron que podía ser gripe A.

Según consta en el informe de la coordinadora de ATAJO, que fue adjuntado a la presentación ante el ministerio de salud, ante los primeros síntomas la mujer asistió al Centro de Salud N° 150, "Doctor Daniel Rebollo", el más accesible desde su domicilio, pero no pudo ser atendida porque no había médico de adultos.

Ante la falta de atención, la paciente se trasladó al hospital del departamento de Maipú "Diego Paroissien", donde sí la atendieron aunque sin revisarla. Según expresó la mujer, “sólo me preguntaron qué sentía”, en razón de lo cual le recetaron una mediación sintomática, sin indicaciones sobre cómo tomarla.

Detalles

La mujer, de 45 años, no sabe leer ni escribir, y asiste a las clases de un curso de alfabetización para adultos en el mismo Centro Comunitario donde el equipo de la Dirección de Acceso a la Justicia del MPF atiende tres de los cinco días de la semana.

Según contaron sus vecinos y compañeros de curso, la mujer se encontraba enferma de sus vías respiratorias y presentaba los síntomas de gripe A, una enfermedad que, como en otros lugares del país, recrudeció tras el frío y las recurrentes lluvias que azotaron la provincia en el último mes.

Los vecinos reclamaron la ayuda de ATAJO porque, dijeron, días antes habían pedido una ambulancia, pero nunca se acercó hasta el domicilio. El hermano de la mujer, apenas dos años mayor, agregó que “no sólo no ingresó la ambulancia, sino que tampoco pudimos atenderla en el centro de salud, porque no había médicos”.

Ante la insistencia, el equipo ATAJO se dirigió al domicilio donde se entrevistó con la mujer. Además de las malas condiciones de la casa, agravadas por la inundación provocada por las lluvias y que ingresó a los cuartos de la vivienda, los operadores de ATAJO relevaron que la paciente vivía junto a su madre, de 84 años; su hijo de 16 y con una discapacidad mental leve, y su hermano de 45, que esporádicamente realiza trabajos en jardinería. El ingreso más importante y fijo lo aporta la anciana, que percibe la jubilación para las amas de casa. Todos son analfabetos.

Tras advertir que el estado de salud podía ser grave, el equipo ATAJO trasladó a la mujer al hospital Paroissien en el auto de uno de sus operadores. Al llegar, los médicos de guardia fueron notificados del cuadro, y luego de que los operadores de ATAJO exhibieran las credenciales de la Dirección general de Acceso a la Justicia del MPF de la Nación, la mujer fue atendida con rapidez y se pudo descartar la presunción de gripe A.

Los exámenes de rutina concluyeron una infección urinaria muy avanzada, que debido a la falta de tratamiento adecuado provocaron un deterioro general de su estado de salud. En total, la mujer permaneció internada durante cuatro días.

El hecho produjo una profunda movilización en la comunidad. Las organizaciones sociales de La Gloria emprendieron una campaña de concientización sobre la falta de médicos en el centro de salud, la escasez de medicamentos y la imposibilidad de que las ambulancias ingresen al barrio.