31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Capacitación a docentes porteños sobre la nueva normativa en derecho privado
Nuevo Código Civil: un piso para el ejercicio de los derechos
El director de ATAJO, Julián Axat, y dos abogados de su equipo jurídico dieron una capacitación sobre los alcances del nuevo Código Civil. Al taller asistieron veinte docentes de un Programa del Ministerio de Educación de la CABA, destinado a evitar la deserción escolar de estudiantes madres, padres y embarazadas.

En la mañana del martes 1º de septiembre, veinte docentes de escuelas de educación media de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, asistieron a una capacitación sobre los alcances del nuevo Código Civil de la Nación, al cumplirse un mes de su entrada en vigencia. La jornada, realizada en la sede de la Unión de Trabajadores de la Educación, entidad gremial de los maestros porteños, estuvo a cargo del director de la flamante Dirección General de Acceso a la Justicia del Ministerio Público Fiscal de la Nación, Julián Axat. Acompañaron al funcionario dos abogados del equipo jurídico de ATAJO, Javier Caramielo y Laura Santello.

El taller reunió a una veintena de docentes que participan del Programa de Retención escolar de alumnas/os madres/padres y embarazadas, dependiente del Ministerio de Educación porteño. Este dispositivo estatal en materia educativa promueve la continuidad y permanencia en la escuela de los y las estudiantes que son padres y madres, y de aquellas que están cursando un embarazo, a fin de evitar situaciones de exclusión y discriminación e impedir la deserción escolar de esa población. Los docentes que animan ese Programa asisten a los referentes institucionales de 150 escuelas medias, técnicas, artísticas y normales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Los maestros son clave para nosotros, porque la escuela es un centro de acceso a la Justicia”, remarcó Axat al comienzo de la exposición, durante la cual explicó el funcionamiento de la Dirección de Acceso a la Justicia, los objetivos institucionales de esa dependencia del MPF y sus competencias.

Asimismo, Trinidad Baruf y Laura Duarte, del área de Formación y Promoción de Derechos de ATAJO, difundieron entre los docentes su especificidad dentro de la Dirección, que consiste en la realización de diversos talleres, charlas y hasta festivales artísticos, para difundir entre los alumnos de escuelas situadas en barrios vulnerables sus derechos individuales y colectivos y los diversos mecanismos y recursos estatales disponibles a la hora de ejercerlos.

“Nosotros proponemos una serie de siete encuentros a las escuelas. Sabemos que es difícil porque los docentes ya tienen planificado el año, pero en varias instituciones lo hemos hecho y funciona”, explicó Baruf, quien precisó que “los talleres los hacemos para en los cursos de 3º, 4º y 5º años, dentro de la materia Ética Ciudadana, y convocamos a participar a especialistas en trata laboral y sexual, ciberdelito, violencia institucional y problemática de género, que abordan esas temáticas en la Procuración General”.

Encabezados por la coordinadora del Programa del ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Mariana Vera, los docentes formularon decenas de preguntas específicas sobre el nuevo Código Civil. Las inquietudes giraron alrededor de algunos sensibles cambios conceptuales que incorpora la nueva normativa, entre ellos la figura del “progenitor afín” y el derecho a decidir sobre el propio cuerpo a partir de los 16 años.

El abogado Javier Caramielo, del equipo jurídico de ATAJO, razonó que “la tensión entre derecho administrativo, que es lo que los docentes esgrimen como límite normativo vigente en las escuelas, y derechos civiles no lo resuelve el nuevo Código”. Laura Santello, coordinadora del ATAJO de la villa 21-24, de Barracas, lo consideró, sin embargo, “un avance porque el reconocimiento al grado de madurez que puede tener un menor para decidir sobre determinadas cuestiones al margen de su edad está bueno y abre una ventana, por más que muchas estructuras todavía resistan la aplicación de los cambios”.

La posibilidad de contar con un abogado propio, la opción de demandar a sus padres por alimentos o exigirles que consideren su opinión en los regímenes de contacto, el derecho a ejercer la parentalidad sobre sus propios hijos y una mayor autonomía para decidir sobre su salud son algunas de las opciones que se abren para los jóvenes con la nueva normativa.

“Este Código es un piso, no un techo para el ejercicio de los derechos”, subrayó Caramielo. Antes de finalizar, una de las maestras solicitó al equipo ATAJO la continuidad de estas charlas formativas, para capacitación de los docentes en problemáticas como la violencia institucional, una de las más urgentes en las escuelas a la que asiste la población más frágil de la estructura social.