16 de julio de 2018
16 de julio de 2018 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Fueron otorgadas por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación
Rosario: ATAJO facilitó la obtención de pensiones no contributivas por discapacidad a dos vecinas del barrio Las Flores
Los beneficios se encontraban demorados o suspendidos, según los casos. Tras la intervención de ATAJO y su mediación ante la cartera de Desarrollo Social de la Nación, se destrabaron los pagos, que fueron percibidos con retroactividad.

Una mujer de 57 años accedió a su pensión no contributiva por invalidez gracias a la intervención de ATAJO Rosario, a un año de haber iniciado el trámite. La vecina, domiciliada en el barrio Las Flores Sud, en la periferia de la ciudad, se presentó en agosto de 2016 en la oficina de Dirección de Acceso a la Justicia para relatar que su petitorio había sido archivado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, pero hasta la fecha no le habían comunicado los motivos de dicha acción, según le informaron desde la sede de Rosario de esa cartera del Poder Ejecutivo nacional. Un caso similar mereció la misma intervención, esta vez para una persona con discapacidad que vio interrumpido abruptamente el cobro de su pensión.

Los casos
Los operadores de la Agencia Territorial de Acceso a la Justica del Ministerio Publico Fiscal situada en el barrio Las Flores Sur, labraron un acta con el fin de conocer los motivos del archivo administrativo del trámite para la obtención de una pensión no contributiva por invalidez, y poder continuar con la gestión.
Desde Buenos Aires, funcionarios de ese ministerio comunicaron que la razón de la demora fue la falta de estudios médicos no aportados oportunamente. La cartera de Desarrollo Social demandaba la realización de radiografías, con sus informes, y una espirometría, que se hicieron en el Hospital Provincial de la ciudad de Rosario, para acreditar la afección de un cuadro clínico que incluye hipertensión, diabetes, insuficiencia cardíaca congestiva y dislipemia.
La peticionante vive en contexto de vulnerabilidad social y económica profundas, y su único ingreso lo obtiene tras la venta de objetos que recolecta en la calle y comercializa en la feria del barrio. Sin embargo, esa actividad se vio mermada en los últimos años por sus crecientes problemas de salud.
A raíz de la intervención de ATAJO el derecho a la pensión le fue reconocido y comenzó a percibirlo en abril de 2017 con efecto retroactivo por cinco meses. La percepción, además de mejorar su calidad de vida, le permitirá acceder a una cobertura médica y social.
Pensión por discapacidad
En otra intervención similar, el equipo del ATAJO Rosario recibió el reclamo de una mujer portadora de HIV, al igual que su esposo y su hijo menor de edad, que vio suspendo el cobro de una pensión no contributiva por discapacidad, otorgada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, desde el año 1988. El ingreso familiar de la mujer se compone de esa pensión, más el salario familiar por el hijo, y la jubilación del esposo, obtenida hace 5 años. No poseen inmuebles ni vehículos.
La baja del beneficio, le informaron en la cartera nacional, se debía a que el cobro de la pensión era incompatible con la percepción de la jubilación mínima que gozaba su marido, por lo que entendían desde el Poder Ejecutivo Nacional que estaba en condiciones de prestarle alimentos. El reclamo ante los operadores de ATAJO obedecía a la angustiante situación en la que se había sumido la economía familiar con la drástica reducción del ingreso por pensión, lo que significó, además, la pérdida de la cobertura social para la mujer y su hijo.
La inexistencia de un acto administrativo por medio del cual se revocaba la pensión, dificultaba la realización de un reclamo. Es por esto que desde ATAJO se articuló con la Defensoría del Pueblo de la Nación, quien ya registraba la existencia de reclamos del mismo tenor. Es por esto, que desde la delegación local de la Defensoría se elevó un listado de vecinos de la ciudad afectados por tal situación y dicho organismo a nivel nacional requirió informes a Desarrollo Social de la Nación.
De esta manera, luego de la presentación de dicho requerimiento la vecina pudo recuperar la percepción de su haber retroactivo a la fecha de interrupción del pago.