02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
ATAJO había recibido la demanda de la comunidad escolar
Solución para una escuela de la villa 31
Autoridades judiciales de Comodoro Py habían vallado la vereda donde tiene asiento una escuela. El cerco impedía que pudieran ingresar ambulancias o autobombas en caso de una emergencia. Ante la falta de respuestas, la directora del colegio se acercó al ATAJO de la villa 31, que vehiculizó el reclamo.

A fines de marzo el equipo ATAJO de la villa 31 recibió la inquietud de las autoridades de la Escuela de Educación Media Nº 6 Padre Carlos Mugica, del Distrito Escolar Nº 1, quienes denunciaron que desde el mes de febrero un vallado tendido por las autoridades judiciales del edificio de Comodoro Py impedía la circulación de personas por la vereda de la calle Letonia, donde se encuentra el colegio, dificultando el ingreso de ambulancias, autobombas y camiones recolectores de residuos, lo que ponía en peligro a la comunidad escolar. Tras la actuación de ATAJO y una posterior presentación judicial, se abrió un expediente en la justicia correccional. Un mes más tarde, el vallado fue removido.

Desde que la vereda de Letonia había sido cerrada con un vallado, sólo podían circulan por detrás de él los funcionarios judiciales, que dejaban a unos pocos metros sus autos particulares. Ese descampado servía hasta el último día de clases del año pasado como único espacio recreativo de la precaria escuela. En los tribunales de Comodoro Py tienen asiento los juzgados federales de primera instancia, las dos salas de la Cámara en lo Criminal y Correccional Federal y las cuatro de la Cámara Federal de Casación.

La calle Letonia, en Retiro, corre paralela a las calles Comodoro Py e Inmigrantes. En su recorrido de 80 metros se erige una única construcción, en la que funcionan, además de la escuela secundaria, el Jardín de Infantes Común N°5 D. E. 1, al principio de la cuadra, casi en la esquina de la Avenida Antártida Argentina; la escuela primaria N° 25 D. E. 1; el Centro N°10 del Programa de Alfabetización, Educación Básica y Trabajo (PAEByT); el Centro de Salud Comunitaria (CeSAC) N° 25; y los Programas Club de Jóvenes, y de Orquestas Infantiles y Juveniles de la Ciudad de Buenos Aires. La escuela media tiene turnos mañana y vespertino, y asisten en total 450 chicos, que viven en su gran mayoría en la villa 31, detrás de la terminal de ómnibus de Retiro.

El caso ya había sido puesto de manifiesto por la directora del colegio, Myrna Tamer, ante la Cámara Nacional de Casación Penal y a finales de febrero de este año ante la Supervisión Región 1 del Ministerio de Educación de la Ciudad, pero debido a la falta de respuestas y ante la urgencia de la situación, la autoridad escolar concurrió a la agencia ATAJO del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia del MPF, a formular su denuncia.

Ante el requerimiento, el equipo ATAJO labró un acta, que fue suscripta por la directora del colegio, y presentada posteriormente ante la Justicia nacional en lo correccional, que inició la causa Nº 20788/15, en trámite ante el juzgado Nº 10, quedando su instrucción a cargo de la Fiscalía Correcional Nº 10.

En el escrito, al que fueron adjuntadas fotografías que testimoniaban el apremio sufrido por el colegio, las autoridades de la escuela sólo solicitaban que "con carácter urgente, se reabran los accesos con el objetivo de utilizarlos en el caso de una emergencia".

Ese reclamo fue resuelto, finalmente, el martes 12 de mayo. Por orden de la presidenta del Consejo de la Magistratura de la Nación, Gabriela Vázquez, funcionarios de ese organismo se apersonaron en el lugar, con el fin de remover las vallas. Así, ordenanzas de la Cámara de Casación Penal procedieron con amoladoras a cortar las cadenas que sujetaban las verjas y liberaron el lugar.

Asimismo, a través de su secretario, la presidenta de la Cámara de Casación, Ana María Figueroa, expresó al titular del Programa ATAJO, Julián Axat, que acompañaba la decisión adoptada desde la más alta autoridad del Consejo.

Una vez quitado de la vereda el vallado, la abogada Lucía Battistuzi, del área jurídica del Programa ATAJO, y la operadora territorial del equipo, Lourdes Patxi Roqué, se acercaron hasta el lugar, para constatar la liberación de la acera y labraron un acta, que suscribieron las autoridades escolares y el mismo Axat. Esa certificación será remitida próximamente a la Fiscalía actuante, que la incorporará a la instrucción.

Además, el jefe de la Oficina de Enlace y Relaciones Institucionales del Consejo de la Magistratura de la Nación, Sebastián Más, recorrió junto a la directora del colegio el corredor de 80 metros, sobre la calle Letonia y hasta su cruce con la Avenida Antártida Argentina. En nombre de la presidenta del Consejo de la Magistratura, el funcionario se comprometió a quitar próximamente las vallas que todavía interrumpen el tránsito sobre esa arteria que alguna vez fue recorrida por una línea de colectivos.