02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
ATAJO: Vinculación con los ministerios de Educación y de Trabajo
Taller sobre derechos a beneficiarias del Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo
Lo dictó el equipo ATAJO de la villa 1-11-14 . El taller fue parte de los cursos de formación a los que deben asistir jóvenes de ese barrio que aspiran a convertirse en Promotores Educativos.

En virtud de un convenio entre los ministerios de Educación y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, el Programa de Acceso Comunitario a la Justicia del MPF fue invitado a brindar un taller a un grupo de jóvenes que hacen su formación como Promotores Educativos dentro de los alcances del “Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo”.

La actividad se realizó en la tarde del lunes 20 de octubre en las instalaciones de la FM Bajo Flores, sobre la avenida Riestra. El taller, coordinado por Rocío Brandariz, Cecilia Maloberti y Lisa Blanco Escobar –todas profesionales del equipo ATAJO de la villa 1-11-14–, versó sobre el mundo de los derechos en general, y sobre los Derechos Humanos en particular. Por el lado del Ministerio de Educación, responsables de la formación de los jóvenes, estuvieron Soledad Pinto y Cecilia Acuña. La actividad será replicada con otro contingente de aspirantes en la mañana del miércoles 22.

Las futuras promotoras que asistieron al taller fueron en total ocho mujeres, casi todas con estudios secundarios completos y con una edad entre los 18 y los 24 años, que reciben del Ministerio de Trabajo una beca para su formación profesional. Ese estímulo dura 8 meses, y puede ser renovado hasta dos veces. Tras la capacitación en educación, las jóvenes podrán alfabetizar en centros especializados o colaborar en diversas tareas educativas. Los cursos de formación, además de los talleres como el brindado por el equipo de ATAJO, incluyen prácticas en clases para adultos y/o adolescentes en situación de calle, entre otros.

El taller sobre Derechos tuvo dos momentos. En la primera parte, las docentes  abordaron la problemática de los derechos humanos en general, trabajaron colectivamente su definición y entre todos alistaron varios de ellos: al trabajo digno, a la libre expresión, a participar políticamente, a no ser discriminados, entre otros.

“No son diferentes los derechos en cada país, porque los derechos son por ser humano”, señaló Elizabeth, migrante boliviana, con cierta experiencia en educación ya que en su país participaba en cursos de alfabetización dictados a través del método cubano Yo Sí Puedo.

Mapa del barrio

En la segunda parte, las ocho jóvenes se dividieron en dos grupos de cuatro, y dibujaron un mapa del barrio, con el trazado de sus calles, y los puntos de referencia dentro de la villa: la canchita de los paraguayos, el tráiler donde funcionan las delegaciones estatales, el ATAJO, la FM Bajo Flores, los puestos de Gendarmería, las capillas y la salita médica.

Una vez individualizados los sitios emblemáticos del vecindario, las futuras promotoras educativas dibujaron en color amarillo los lugares donde se vulneran los derechos identificados en el primer momento de la actividad: los basurales, las zonas más inseguras, los sitios donde las calles se estrechan y no ingresan ambulancias ni camiones de bomberos, y las pocas esquinas donde el cartero sí entra y puede dejarles a los vecinos su correspondencia.

El cierre fue el abordaje colectivo de las situaciones marcadas en el dibujo del barrio. “Están en un lugar clave y son parte de una política pública”, remarcó Rocío Brandariz, de ATAJO.

Lisa Blanco Escobar, en tanto, subrayó la importancia de que las promotoras en educación que alfabetizarán a sus propios vecinos “vivan dentro del barrio y conozcan por su propia experiencia la realidad de la villa”.

“Participar en espacios colectivos y organizarse para transformar el barrio y vivir mejor también es un derecho”, cerró Cecilia Maloberti, antes del aplauso final.