05 de febrero de 2023
05 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
ATAJO móvil en la villa 15
Tras la intervención de ATAJO obtienen certificado de estudio y partida de nacimiento
Dos breves casos que dan cuenta de la multiplicidad de demandas que se registran en las agencias ATAJO. Un vecino que hizo la escuela secundaria en la cárcel y reclama su título, y una mujer sin partida de nacimiento ni DNI, que pide ayuda para obtenerlos.

Tras cuatro meses de atención fija en la villa 15, de Mataderos, el ATAJO de ese barrio capitalino continúa extendiendo su labor funcional. A través de una unidad de atención móvil instalada provisoriamente en el SUM (Salón de Usos Múltiples) de la calle Simón Guerrero, el ATAJO de la villa conocida como Ciudad Oculta, se suma a las seis oficinas del Ministerio Público Fiscal situadas en distintos barrios de la Capital Federal: Villa 21-24 (Barracas), Villa 31 (Retiro), Barrio Mitre (Saavedra), Villa 20 (Lugano), 1-11-14 (Bajo Flores), y Constitución, además de las tres que funcionan en la periferia de Mar del Plata, Rosario y Mendoza.

Entre las múltiples demandas vinculadas al acceso a la Justicia y la búsqueda de información sobre causas en pleno trámite, la abogada Constanza López, a cargo de la unidad de atención móvil, recibió la inquietud de Edgardo, un joven que vive en el sector de las Tiras, también conocido como Barrio Nuevo, y que se encontraba gozando de salidas transitorias, como paso previo a la obtención de la libertad asistida.

Tras la verificación que los operadores de ATAJO hicieron de la situación judicial del solicitante, el Juzgado de Ejecución Nº 1 de La Matanza confirmó la información, al tiempo que instruyó al hombre mediante ATAJO sobre la obligatoriedad de asistir mensualmente al Patronato de Liberadores, a notificar su estado, para estar a derecho.

Según refirió, el hombre hizo sus estudios secundarios mientras estuvo privado de su libertad en la Unidad 43 del distrito judicial de La Matanza. Si bien terminó de cursar las materias del último año, Edgardo no había recibido el debido título certificante. Señaló, incluso, que varias veces se había acercado a la unidad penitenciaria y hasta había hablado en forma telefónica con el director de la escuela, pero seguía sin obtener una respuesta favorable.

Ante el requerimiento, el equipo ATAJO redactó un acta con la demanda del vecino, que remitió a las autoridades del penal, para el otorgamiento del título secundario en cuestión, correspondientemente certificado. Según alegó Edgardo, necesitaba el título para continuar con estudios superiores y conseguir mejores ofertas laborales.

Un mes después de enviado el recurso, el Equipo Jurídico de la Dirección General de Acceso a la Justicia recibió un oficio, proveniente de la Unidad 43 de La Matanza, a través del cual el jefe de la misma adjuntó el título de Bachiller con orientación en Gestión y Administración, especializada en microemprendimientos, certificado en la ciudad de La Plata.

Acceso a la documentación

Otra de las intervenciones del ATAJO-MOVIL que obtuvo resultados satisfactorios fue protagonizada por Nora, argentina, de 30 años de edad y vecina de la villa 15.

La mujer solicitó ayuda para obtener su partida de nacimiento, sin la cual no podía tramitar su DNI. Según contó, Nora nació en el Hospital Paroissien, de Isidro Casanova, partido de La Matanza, el 2 de septiembre de 1984, pero no disponía de ningún documento que acreditara su identidad.

Cinco meses atrás la mujer se había presentado en ese hospital para tramitar el certificado de parto que le permitiría obtener luego su partida de nacimiento, pero personal del área administrativa le indicó que no podían otorgárselo porque sus padres habían fallecido. Nora sabía perfectamente la fecha de las muertes de cada uno de sus padres, pero no sus números de Documento.

Ante la situación de incertidumbre, Nora se acercó al ATAJO con un reclamo concreto: la ayuda para la obtención de su partida de nacimiento y el DNI.

Con los pocos datos disponibles, el equipo ATAJO redactó un informe, que fue presentado mediante el Equipo Jurídico de la Dirección de Acceso a la Justicia, ante las autoridades del hospital de La Matanza. La presentación tuvo efecto, ya que cuatro semanas después, la dirección del nosocomio envió la constancia de parto debidamente certificada.