24 de julio de 2024
24 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El espacio funciona en una casa decomisada a una organización que traficaba estupefacientes
Villa 31: una delegación colombiana visitó la Biblioteca Popular de Derechos “Carlos Mugica”
La recorrida fue organizada junto a la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) y la Cancillería. El director de Acceso a la Justicia, Julián Axat, propuso hacer una “red de Bibliotecas”, que ayude a la defensa de la legalidad en territorios vulnerables.

Una delegación de referentes comunitarios de Colombia visitó la Biblioteca Popular de Derechos “Carlos Mugica”, de la villa 31, que desde el mes de agosto funciona en una casa que fue decomisada a una organización delictiva que traficaba drogas, y cuya atención y funcionamiento está a cargo la agencia ATAJO de esa villa de Retiro.

La representación de Colombia estuvo integrada por tres referentes comunitarias de las localidades Popayán, Algeciras y Puerto Asís, elegidas por la Agencia Colombiana de Reintegración (ACR), y una funcionaria de ese organismo.

Tras la bienvenida, el titular de la Dirección general de Acceso a la Justicia del MPF, Julián Axat, destacó la importancia del intercambio de experiencias y el desarrollo de iniciativas semejantes, que permiten crear espacios de defensa de la legalidad en contextos desfavorables. Además, Axat puso de relieve la colaboración prestada por la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), que donó doscientos cincuenta libros temáticos vinculados a los derechos ciudadanos. Para Axat, el objetivo es que la comunidad se apropie de este proyecto y que mediante la figura de una asociación civil construya una red de Bibliotecas.

En tanto, Cynthia Arroyo, responsable del funcionamiento de la sede cultural gestionada por el ATAJO de la villa 31, contó que vive en ese barrio de la Ciudad de Buenos Aires, y que cuando hace tres meses se fundó la Biblioteca y le propusieron ser el nexo entre el Ministerio Público Fiscal y los vecinos, no lo dudó. Y añadió: “Somos muchas las personas trans que vivimos en la villa 31, y fue muy fuerte el respaldo de esa comunidad a esta iniciativa”.

Las referentes comunitarias de Colombia dijeron que el proyecto que las trajo a la Argentina tiene como objetivo reconstruir el tejido social a través del fortalecimiento institucional de bibliotecas comunitarias, para de ese modo romper el círculo de violencia en municipios en los que habitan muchas personas, especialmente niños y adolescentes, “desplazadas” por el conflicto armado que atraviesa el vecino país desde hace décadas. “La educación es prioridad para superar la violencia y transitar el proceso de paz”, sostuvieron.

La Biblioteca funciona en la casa 38 de la manzana 105, y fue inaugurada en agosto de este año por la Procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y el Director de la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel.