17 de abril de 2024
17 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Fue en el marco de un desacuerdo entre familias por la extensión y uso de un pasillo común en el barrio Los Piletones
Villa Soldati: ATAJO promovió un acuerdo comunitario y evitó un conflicto entre vecinas
La Dirección General de Acceso a la Justicia intervino en virtud de las atribuciones otorgadas por el inciso “b” del artículo 35 de la Ley 27.148 Orgánica del Ministerio Público Fiscal, que la faculta para facilitar la resolución alternativa de conflictos que permitan la defensa de la legalidad en contextos de alta vulnerabilidad económica y social.

El equipo de atención móvil de la Dirección General de Acceso a la Justicia (ATAJO) de la Ciudad de Buenos Aires, que atiende en el barrio porteño de Villa Soldati, promovió exitosamente un acuerdo comunitario que permitió que dos familias del barrio Los Piletones, pudieran resolver un conflicto por la extensión y uso de un pasillo común. La intervención de ATAJO se dio en el marco de las atribuciones otorgadas por el inciso “b” del artículo 35 de la Ley 27.148 Orgánica del Ministerio Público Fiscal, que la faculta para facilitar la resolución alternativa de conflictos.

El conflicto se originó entre las jefas de hogar de dos familias que viven en el barrio Los Piletones, compuestas por dos mujeres solas con dos hijos adolescentes cada una. Las mujeres acudieron voluntariamente a ATAJO ya que no pudieron alcanzar una solución amistosa que les permitiera zanjar una diferencia por las medidas de una obra de ampliación de la vivienda de una de ellas y el uso de un pasillo de acceso a sus casas.

De acuerdo a lo relatado, la familia que vive en la casa del fondo del terreno donde se asientan las dos viviendas se vio perjudicada por la obra realizada en la otra vivienda, que da a la calle, que construía un primer piso sobre el techo de loza de la planta baja, lo que le quitaría luz y ventilación a la edificación del fondo. En este contexto, la familia de la casa trasera pidió que el pasillo de ingreso fuera para su uso exclusivo, a modo de compensación.

El acuerdo

Tras varios encuentros previos con las jefas de hogar y el equipo de ATAJO CABA, donde se evaluaron distintas alternativas de solución del conflicto, las familias pactaron una solución conveniente para las dos, que quedó plasmada en un acta.

El acuerdo se celebró en la sede del Centro de Acceso a la Justicia del barrio, organismo dependiente de la Dirección Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a Justicia, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con el que el ATAJO local articula periódicamente.

El arreglo establece cuáles serán, a partir de ahora, las dimensiones del pasillo, “de acuerdo a una marcación previamente fijada por las partes”; el uso exclusivo del mismo por la familia de la casa situada en la parte posterior del terreno, y el levantamiento de un baño que actualmente se encuentra ubicado en el medio del paso.

Asimismo, y a pedido de las partes, se entregó una copia del acuerdo a los efectores de Corporación Buenos Aires Sur Sociedad del Estado. El ente estatal, que depende del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es el encargado de promover el desarrollo integral de la zona sur y regular el proceso de urbanización e integración socio urbana en el barrio Los Piletones.

Es dable destacar que por la informalidad catastral y de dominio que presentan estos barrios generan conflictos que suelen derivar en hechos de violencia entre las personas involucradas, ello debido a la escasa presencia estatal para dirimirlos y/o prevenirlos, y lo dificultoso que resultan los caminos judiciales que podrían transitar las partes para alcanzar alguna solución rápida y eficaz.

Atención de ATAJO

El equipo ATAJO Móvil Villa Soldati, presta su atención en tres barrios de esa zona de la Capital Federal.

Los días lunes, jueves y viernes, la atención se brinda en el Centro Comunitario del barrio Los Piletones, mientras que los martes se hace en el Centro El Refugio, del barrio Fátima. Finalmente, los miércoles, la atención se traslada a la Capilla Virgen Inmaculada del vecino barrio Ramón Carrillo, donde también funciona un Hogar de Cristo, para el abordaje y la contención de personas en situación de calle y con consumos problemáticos.