30 de mayo de 2024
30 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Organizado por la Dirección General de Capacitación y Escuela del MPF
Curso de la DATIP sobre apoyo tecnológico en la investigación penal
El objetivo es difundir las potencialidades del análisis de redes sociales (ARS) aplicadas al procesamiento y evaluación de grandes volúmenes de información, característica presente en las causas de criminalidad compleja.

Alberto Barbuto y Alejandro Martínez, integrantes de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), inauguraron esta semana el ciclo de capacitación “Análisis de redes a partir de grandes volúmenes de información” que se realizará durante el mes de noviembre y que está orientado a magistrados, funcionarios y empleados del MPF.

En primer término, los docentes contextualizaron las diferentes concepciones sobre la generación y evaluación de la prueba en el proceso penal y caracterizaron algunos de los desafíos de la investigación en la actualidad: definición de la estrategia de investigación, una velocidad de recolección de datos superior a la capacidad de su procesamiento y los desafíos cotidianos en el análisis de la información y generación de prueba.

Ante estos problemas, se expusieron las potencialidades del uso de la metodológica, técnica y epistemológica del ARS.

“En este método, las entidades o actores se describen a través de sus relaciones y no de sus atributos o características”, señalaron, y las relaciones en sí mismas “son tan fundamentales como los actores que se conectan a través de ellas”, explicaron.

“La diferencia es importante para las decisiones que el analista debe tomar en el diseño de la investigación, en el registro de datos, el desarrollo de mediciones y su interpretación”, concluyeron.

En términos abstractos, los modelos de redes pueden representar lo que los investigadores deseen siempre que estén explicitados los supuestos y el razonamiento lógico sea consistente: desde fenómenos de comunicación e intercambio entre actores, pautas operativas, normas y valores que condicionan la conducta de los actores, y posiciones que son claves para entender el comportamiento de ellos dentro de cada red.

¿Para qué sirve todo esto?, se preguntaron: “el análisis reticular o de redes sociales (ARS) permite obtener información a partir del análisis de grandes cantidades de datos, presentándolos de forma rápida y ordenada, es decir es una  herramienta con potente capacidad analítica y una estrategia que permite alcanzar resultados aplicables en la resolución de problemas de investigación concretos”.

Entre los usos prácticos del ARS aplicados a la investigación penal destacaron la potencialidad de esta herramienta para el entrecruzamiento y análisis del tráfico de comunicaciones, movimientos migratorios, análisis de documentación secuestrada en allanamientos, entre otras.

En las próximas clases se avanzará sobre elementos de la teoría de grafos y se abordarán ejemplos de su aplicación en casos que han tenido trascendencia internacional (por ejemplo, el Caso ENRON). También se desarrollará un ejemplo de ARS creado a partir de datos recabados de los asistentes al curso.