20 de julio de 2024
20 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En dos jornadas desarrolladas el 9 y 10 de abril en la Procuración General de la Nación
La UNISA capacitó a integrantes de la DATIP sobre el rol del personal pericial y de investigación en el marco del sistema acusatorio
Participaron 64 investigadoras e investigadores y personal de los laboratorios forenses. Abordaron las características, los ejes rectores y su rol en materia probatoria en las audiencias orales que propicia el Código Procesal Penal Federal.

La Unidad Especial Estratégica para la Implementación del Sistema Penal Acusatorio (UNISA) capacitó a 64 investigadoras e investigadores y personal de los laboratorios forenses de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) sobre los ejes rectores, la litigación adversarial, la gestión por audiencias a partir de la teoría del caso, el legajo fiscal, el concepto de fiscal del caso y su relación con los peritos, de cara al avance en la implementación del Código Procesal Penal Federal (CPPF). La capacitación incluyó la recreación de audiencias orales.

La actividad se desarrolló durante dos jornadas, ayer y anteayer, en el auditorio de la sede de la Procuración General de la Nación, ubicada en Perón 655 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La primera de ellas estuvo a cargo de los funcionarios de la UNISA Gustavo Plat y Manuel Rogiano, la titular de la DATIP, Romina Del Buono, y el docente y experto en litigación adversarial Diego Calo Maiza.

En la apertura, Del Buono valoró la importancia de estas capacitaciones y puso de relieve la necesidad de preparase para el “nuevo desafío que implica la implementación del sistema acusatorio”.

A continuación, Plat expuso los contenidos teóricos y las características del nuevo sistema, y destacó el nuevo rol del Ministerio Público Fiscal en la gestión de las investigaciones y su desempeño en el litigio. Al respecto, resaltó que el compromiso de las y los investigadores y del personal del laboratorio forense es fundamental en este proceso.

Calo Maiza, por su parte, se refirió a la importancia que adquieren las audiencias en el modelo adversarial y señaló las diferencias con el modelo inquisitivo. Explicó que en el nuevo régimen procesal el interés en producir la prueba recae exclusivamente en las partes involucradas en el proceso, y que tanto la acreditación o refutación de los planteos se resolverán en las audiencias.

Por eso, el especialista en litigación precisó que en esta instancia cobra relevancia el rol de los peritos, ya que, sostuvo, serán testigos en el juicio y mediante sus intervenciones acreditarán la existencia de prueba incriminatoria.

La segunda jornada de la capacitación consistió en la recreación de audiencias. Los y las participantes se dividieron por grupos -de acuerdo a la especialidad de cada uno y cada una en la DATIP, ya sea como integrantes del laboratorio de medicina legal; informática y telecomunicaciones; análisis documental; audiovisual y cuerpos de investigadores- y trabajaron sobre informes periciales seleccionados previamente por la UNISA y la DATIP.

La capacitación continuó con el análisis de los casos asignados. Posteriormente Plat y Rogiano, junto a Calo Maiza, simularon las diferentes audiencias orales del proceso con la participación de integrantes de cada uno de los grupos de especialistas.