05 de diciembre de 2020
05 de diciembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A través de una plataforma virtual, se debatió acerca de proyectos en estudio
La DOVIC participó de la quinta reunión de comisiones de Legislación Penal y Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados de la Nación
Su titular, Malena Derdoy, enfatizó en la importancia de la prevención, detección e investigación. Recordó la aprobación de la Ley de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos y la necesidad de una escucha “con interdisciplina, abierta, creíble y libre de prejuicios”.

La titular de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC), Malena Derdoy, participó del encuentro “Violencia de género: proyectos y acciones legislativas”, en el marco de la “Reunión informativa conjunta entre las comisiones de Legislación Penal y de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados de la Nación”. La quinta jornada, que se realizó de manera virtual, tuvo por finalidad debatir sobre proyectos de prevención de la violencia de género y protección a colectividades de la diversidad.

También asistieron las especialistas Carolina Gaillard, diputada nacional y presidenta de la Comisión de Legislación Penal; Mónica Macha, diputada nacional y presidenta de la Comisión de Mujeres, Géneros y Diversidad; Dora Barrancos, presidenta del Consejo Asesor del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación; Eleonora Lamm, subdirectora de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza; Alicia Alcalá, defensora General de la Provincia de Chaco; Genoveva Inés Cardinali, fiscal especializada en violencia de género del Ministerio Público Fiscal de CABA y Alejandra Martínez, presidenta del Consejo Provincial de la Mujer de Jujuy. El encuentro estuvo moderado por la periodista Amanda Alma.

En la comisión de Legislación Penal se encuentran varios proyectos en estudio: la posibilidad de otorgar prisión domiciliaria a mujeres embarazadas y con menores de edad a cargo; establecer penas por difusión de imágenes sexuales; la prohibición de excarcelación de los condenados por delitos sexuales; promotoras territoriales que actúen como acompañantes comunitarios; legítima defensa y juicios abreviados para los casos de violencia de género, entre otros.

Gaillard explicó la importancia de revisar los proyectos junto a diferentes especialistas que trabajan en la temática, "para abordar de manera integral la violencia de género" y que cada uno "sirva para garantizar a las mujeres un acceso efectivo a la justicia”. Barrancos inició su exposición advirtiendo que “no es con el Código Penal en la mano que vamos a exorcizar definitivamente al patriarcado”. La socióloga feminista reflexionó sobre la propuesta de la reforma judicial: “ahí hay un trabajo enorme para hacer. Me parece que no hay reforma formal que no tenga una base de consideración conceptual, ahí sí solicitaríamos una gran reflexión acerca de cómo la modificación del aparato judicial va a redundar en lo que queremos: proximidad, rapidez y celeridad”. También se expresó sobre la obligatoria protocolización en relaciones a las violencias en todas las dependencias públicas. Y remarcó que “las propias instituciones pueden crear marcos punitivos en una escala muy adecuada”.

Prevención, detección e investigación

A su turno, la titular de la DOVIC enfatizó que “la pena no es la respuesta”, en tanto que su incremento "no le da una respuesta a las víctimas”. Explicó que en seis años acompañaron a más de 7 mil víctimas, de la cuales 4 mil son víctimas de violencia de género y de maltrato y abuso sexual en la infancia.

“Los  abusos en la primera infancia son sobreseídos en el 80% de los casos, en muchos no se llega a una indagatoria. La ´vaca sagrada de la prueba´ en materia de investigaciones en la infancia es la Cámara Gesell. Un niño de cinco años difícilmente puede hilvanar un relato ordenado en términos probatorios a los efectos de que sea la única prueba para llamar a indagatoria a un imputado”, sostuvo la directora de DOVIC.

Asimismo, marcó la necesidad de trabajar la violencia en la infancia y en mujeres víctimas de violencia de género desde el derecho penal pero con medidas complementarias.  En especial, con la "prevención, detección e investigación", mediante "proyectos de Educación Sexual Integral, fortalecer la escucha en las escuelas y en los hospitales y  la obligatoriedad  de la denuncia de profesionales de la salud del ámbito educativo y deportivo ante el conocimiento de un delito contra la integridad sexual a niños, niñas y adolescentes”.

Finalmente, recordó que la Ley de Derechos y Garantías de las Personas Víctimas de Delitos (Ley 27.372) “es nuestro eje rector en nuestro trabajo cotidiano. Evitar la revictimización significa escuchar con interdisciplina, una escucha abierta, creíble, libre de prejuicios y valorada".