15 de enero de 2021
15 de enero de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Conversatorio organizado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación
“Mujeres, violencia institucional y derechos humanos”, ejes de un encuentro virtual del que participó la DOVIC
Su titular, Malena Derdoy, explicó cómo es el acompañamiento a víctimas y ejemplificó con casos para contar acerca del trabajo del área. La actividad tuvo por finalidad promover la reflexión, el intercambio de experiencias y conocimientos respecto a la violencia institucional contra las mujeres.

La titular de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC), Malena Derdoy, participó ayer del conversatorio "Mujeres, violencia institucional y derechos humanos” organizado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Del encuentro, que se emitió por streaming, participaron el titular de esa dependencia del Poder Ejecutivo, Horacio Pietragalla; la ex jueza de la Cámara Criminal y Correccional e integrante del Sistema Interinstitucional de Cárceles, Mirta López  González; y la abogada especialista en género, derechos humanos y derecho penal, Ana Oberlin. La directora del Centro Ulloa, Laura Sobredo,  moderó el encuentro.

La apertura estuvo a cargo de Pietragalla. “La violencia institucional tiene un anclaje muy fuerte en ese patriarcado que socialmente estamos peleando y disputando, para transformar al Estado argentino en su mirada más amplia y dejar atrás esos años donde la mujer cumplía roles y era mirada estigmatizadamente por la misma mujer, y por los hombres de nuestra sociedad”, expresó. Y agregó que “el escenario de violencia institucional contra la mujer es algo que debemos erradicar entre todes”.

Luego continuó Sobredo, que presentó a las invitadas como “personas que hablan de un saber construido y desde el compromiso y experiencia. Necesitamos de este tipo de encuentros con personas que hagan el trabajo de diferentes lugares”. Sobredo, hacia el final del encuentro, esbozó la promesa de una nueva fecha para continuar intercambiando perspectivas.

Acompañamiento a víctimas de violencia institucional. Casos.

A su turno, Derdoy explicó que la DOVIC trabaja hace seis años en el acompañamiento a víctimas de delitos y cuenta con cinco programas especiales: violencia de género, maltrato y abuso sexual en la infancia, trata y explotación sexual, violencia policial y el denominado "integral", respecto de distintos tipos de delitos. Contó que fueron acompañadas más de siete mil víctimas. "Todos los casos los trabajamos de manera interdisciplinaria con abogadas, trabajadoras sociales y psicólogas”, detalló.

En esa línea, la titular de la DOVIC señaló que se trabaja acompañando a tres grandes grupos de mujeres víctimas de violencia institucional. Y se apoyó en una serie de casos representativos para contar cómo es el trabajo de la Dirección. “El primer grupo es el de víctimas de violencia  institucional en carne propia. Las mujeres en la marcha del 8M en 2017 fueron reprimidas en la Catedral. Esa represión tuvo un sesgo sexista. Esas detenciones tenían el objetivo del disciplinamiento. Muchas de ellas fueron detenidas en una pizzería que está en Perú y Avenida de Mayo. Cuando fueron llevándolas a distintos lugares a todas las trataban en masculino: 'Che pibe, vení'. Por supuesto todas con su respectivo DNI o identidades autopercibidas. Absolutamente a todas las trataban en masculino.”

Ese proceder policial, según el análisis que hizo la DOVIC al trabajar con más de 30 mujeres víctimas, tenía la finalidad de adoctrinamiento. “Primero de las mujeres en el uso del espacio público y, segundo, de la elección sexual y de la heteronormatividad a la orden del día en esa intervención policial”.

En relación al segundo grupo, hizo referencia a las mujeres autopercibidas trans. Recordó una causa judicial que tramitó en la Fiscalía Federal N 5, en la que el fiscal dictaminó el sobreseimiento de cinco mujeres trans por narcomenudeo. El representante del MPF entendió que las mujeres eran víctimas no sólo porque estaban siendo explotadas, sino que su condición de extrema vulnerabilidad hizo que tenga que solicitar el estado de necesidad disculpante, además de la intervención de la Dirección para el acompañamiento.

“Esos pequeños dictámenes en términos numéricos, que están ocurriendo y que desde la DOVIC tenemos el privilegio de acompañar, son los que empiezan a hacer la diferencia e invitan a pensar en una justicia distinta, antipatriarcal, que mire a las víctimas, que las escuche”, sostuvo Derdoy.

“Hay que escuchar a las víctimas pero hay que saber qué se hace con esa escucha. Porque podés tener profesionales excelentemente preparados para una escucha activa, receptiva, pero después no es utilizado para creerle a la víctima, para voltear estereotipos y para crear nuevas teorías de la pena,  realmente no tendría mucho sentido esa escucha. Por eso es un escuchar y es un saber qué hacer”.

Por último mencionó el tercer acompañamiento que hacen a mujeres víctimas de violencia institucional: el de mamás cuyos hijos han sido desaparecidos o torturados. Remarcó que sufren microviolencias en todos los espacios que atraviesan, desde el momento que realizan la denuncia.

El encuentro finalizó pasadas las 19:30. Mirta López González se ocupó de comentar detalladamente, y partir de su experiencia, lo que ocurre en las cárceles. Ana Oberlín reflexionó y buscó puntos de conexión entre ambas exposiciones y refirió que “es imposible hablar de la violencia institucional y de los derechos humanos de las mujeres sin pensar en ese enfoque necesario de la interseccionalidad”.