20 de febrero de 2024
20 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El allanamiento ocurrió en abril de 2013
Absuelven por irregularidades en el procedimiento a cuatro acusados por narcotráfico
El fiscal general Adolfo Villatte había solicitado la absolución de los acusados, y la investigación de los policías y el juez interviniente, Juan Carlos Vienna. De los registros fílmicos del procedimiento surge que la droga incautada en una chacra en General Alvear podría haber sido "plantada" por los policías para presionar a uno de los involucrados.

El Tribunal Oral Federal N°1 de Rosario absolvió a cuatro personas acusadas de tener en su poder cuatro kilos de cocaína y catorce kilos de marihuana hallados en un procedimiento en una chacra de la localidad santafesina de General Alvear. El fiscal general Adolfo Villatte había pedido  la absolución de los acusados y, además, cuestionó las motivaciones que llevaron a realizar el procedimiento, pidió que se declare la nulidad del acta y que se investigue la actuación del juez provincial interviniente, Juan Carlos Vienna, y de los policías que participaron del operativo.

En su alegato, Villatte describió el allanamiento –ocurrido en abril de 2013- y las irregularidades del mismo. Señaló que la causa se inició a raíz de la denuncia realizada por un comerciante rosarino por un robo que había sufrido en su negocio. La investigación policial indicaba como sospechoso a uno de los acusados y propietario de la chacra allanada, Diego Cuello. En el marco de esa causa, los policías lo sindicaban como “pirata del asfalto” y a partir de lo que se indicó como “información de calle”, solicitaron al juez Vienna el allanamiento de la finca. En su alegato, Villatte señaló que  “nos encontramos con que todo ha sido producto de ‘información de calle’; sin especificar cuál sería esa información, quién la habría aportado, como fue recabada, quién fue el que la recabó, en qué circunstancias, ni ninguna otra especificación”. Para el fiscal del juicio “de las constancias obrantes en autos surgen evidencias para sospechar que, o hubo alguna razón oscura para hacer inducir en error al magistrado o con la connivencia de éste se libró la orden de allanamiento a los fines de involucrar a Cuello en un hecho delictivo”.

Juan Carlos Vienna se encontraba investigando a Diego Cuello por el asesinato de Martín “Fantasma” Paz desde hacía ocho meses. Paz habría sido asesinado en el marco de una disputa vinculada al narcotráfico en Rosario. Por esa causa, Vienna ya había realizado operativos que involucraban a Cuello. El representante del MPF señaló que el magistrado provincial ya tenía conocimiento sobre el acusado y, por ende, sabía que no estaba vinculado con actividades de la llamada “piratería del asfalto”. Villatte señaló como dato relevante que, en la indagatoria que tuvo lugar en el marco del debate, Cuello –quien no está obligado por el juramento de decir verdad- manifestó que luego del primer allanamiento, Vienna le manifestó que debía “hacerse cargo” del asesinato de Paz y responsabilizar por ello a la banda también vinculada al narcotráfico “Los Monos” y que, de no hacerlo, dispondría un segundo allanamiento en su domicilio.

El operativo

Del allanamiento a la chacra de Cuello participó una gran cantidad de policías, señalando algunos testigos que aproximadamente había en el lugar 50 uniformados. En un primer momento sólo se convocó a un testigo que fue incorporado al procedimiento luego de transcurridos alrededor de 20 minutos de la irrupción y ya habiéndose realizado el registro domiciliario, aunque luego del “hallazgo” del estupefaciente se sumó a un segundo, para dar así cumplimiento a lo estipulado por la ley. Según se desprende de los alegatos, de los registros fílmicos surge que la droga incautada podría haber sido “plantada” por personal policial, dado que se los observa manipulando objetos en el mismo lugar donde cinco minutos después se produciría el hallazgo y que ordenan al camarógrafo y al testigo que se retiren del lugar para documentar el secuestro de un cargador de un arma, no obstante mencionar el propio encargado de la filmación que eso ya estaba filmado. Esos videos, tal como relató Villatte en su alegato, sólo pudieron ser vistos en el debate luego de que ante las reiteradas reticencias de los jueces penales de instrucción ordinaria, el Tribunal se viera obligado a acudir directamente a la Corte Suprema provincial para que ordene su remisión.

A partir de todas estas irregularidades, Villatte solicitó la absolución de los acusados, la nulidad del acta del operativo y que se investigue la actuación de los policías y jefes policiales involucrados por tráfico de estupefacientes, falsedad ideológica del acta que da cuenta del procedimiento, y privación ilegítima de la libertad como resultado de la falsa convicción en que se hizo incurrir al juez federal interviniente a partir de dicho acto procesal falso. A su vez, solicitó que se investigue la posible connivencia del juez Vienna en los hechos. Todo ello fue así dispuesto por el Tribunal Oral Federal N° 1 de Rosario.