03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se realizó una nueva audiencia en el juicio por el encubrimiento del atentado a la mutual
AMIA: “De algún curraje me podían convencer, pero de eso no”
El testigo José Aurelio Ferrari refirió que cuando declaró ante el juez Juan José Galeano, nunca creyó posible la intervención en el atentado de sus colegas en la policía bonaerense. Además, brindó su testimonio Claudio Lupiano, abogado del también ex policía Alberto Huici, quien fuera involucrado falsamente en la causa junto a otros integrantes de la fuerza.

El juicio por el encubrimiento y desviación del atentado a la AMIA continuó hoy con la declaración testimonial del ex comisario José Aurelio Ferrari y del abogado Claudio Lupiano. El primero se desempeñó en diversas brigadas de la Policía de Buenos Aires, en tanto que el letrado lo hizo como abogado del también ex policía Alberto Huici -quien denunció presiones para declarar en contra de sus colegas como parte de la maniobra para introducir la falsa pista conocida como “conexión local”- en reemplazo de Federico Domínguez, el actual presidente de la cámara de Casación bonaerense cuyo procesamiento fue recientemente confirmado por su intervención en la desviación de la causa. En representación del Ministerio Público Fiscal participaron los fiscales ad-hoc de la UFI AMIA Fernando Comparato y Miguel Yivoff.

El primero en declarar fue Ferrari, quien narró que en 1996 estaba en la Brigada de Investigaciones de Tigre y describió cómo fue trasladado -detenido- hasta el juzgado federal a cargo de Juan José Galeano, el entonces magistrado a causa de la investigación por el ataque que el 18 de julio de 1994 produjo 85 muertes, para declarar como testigo. Señaló que, en el despacho, Galeano le señaló una pila de casetes que probarían una serie de extorsiones cometidas por miembros de la fuerza de seguridad que integraba. Si bien manifestó no haber recibido pedidos para que declare en contra de sus colegas, consideró que se le recibió declaración (testimonial) “porque afuera estaba toda la prensa, si no hubiera corrido la suerte de los demás”, en referencia a los policías que fueron imputados falsamente hasta su absolución al término del primer juicio, en 2004. Además, aseguró que al magistrado le dijo que estaba “equivocando el rumbo. ¿Que 15 policías se iban a organizar para matar 100 personas (sic)? De algún curraje me podían convencer, pero de eso no.”

Luego fue el turno de Lupiano, quien fue relevado del secreto profesional por su ex defendido Huici para declarar en la audiencia. Su testimonio generó varias discrepancias entre las querellas y las defensas, en virtud de que el abogado ejerció la defensa del policía a propuesta de Federico Domínguez, el magistrado y también ex funcionario de la Secretaría de Seguridad bonaerense que está procesado en una causa que continúa en la etapa de instrucción. En este juicio, el propio Huici apuntó contra Domínguez, al señalar que le sugería que declare contra Juan José Ribelli y Anastasio Leal. Las preguntas referidas a su vínculo con el camarista y si hablaban de la causa por el atentado a la mutual fueron cuestionadas por algunas de las defensas, lo que motivó varias reposiciones de las querellas -acompañadas por los representantes del MPF- y posteriores resoluciones del Tribunal Oral Federal N°2, que lleva adelante el debate.

De todas formas, reveló haber conocido al ex comisario inspector Luis Vicat y a la abogada Marta Parascándalo, ambos co-procesados junto a Domínguez. Incluso señaló haber coincidido con Vicat y Domínguez en una reunión que mantuvieron con Huici cuando estaba detenido, encuentro que adujo haber abandonado “a los dos o tres minutos” porque no hacía a su rol como defensor.

El juicio se reanudará la semana próxima, en la que habrá dos audiencias: el lunes 25 y el jueves 28 de abril; para cada jornada se prevé la declaración de tres testigos.