01 de diciembre de 2022
01 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Sigue el juicio por la desviación de la investigación del atentado
AMIA: “La cadena de responsabilidades fue el gobierno de turno, Galeano y Vicat”
En la audiencia de hoy, declararon los ex policías bonaerenses César Gatto y Marcelo Valenga, que también son querellantes. Ambos coincidieron en que fueron amenazados para inculpar a otros integrantes de la fuerza.

El juicio por el encubrimiento y la desviación de la investigación del atentado a la AMIA continuó hoy, en una audiencia en la que pasaron como testigos los ex policías de la Provincia de Buenos Aires César Gatto y Marcelo Valenga. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por los fiscales ad hoc Miguel Yivoff y Fernando Comparato, integrantes de la Unidad Fiscal AMIA que encabezan Roberto Salum y Sabrina Namer. El testimonio de ambos fue coincidente en varios aspectos. En primer lugar, Gatto refirió que le reclamaron que al entonces comisario Juan José Ribelli, con quien habían compartido funciones en la brigada de Lanús y fue absuelto en 2004 al término del primer juicio, “tienen que imputarlo como sea”.

“No sabíamos ni por qué íbamos. ‘Hagan lo que puedan o su futuro va a ser incierto'”, expresó Gatto que fue el mensaje. Ahora, los dos testigos son querellantes y están representados por su ex superior. Además, también coincidieron en que mantuvieron una reunión con el comisario Luis Vicat, que investigaba el caso, en la que aquél les habría dicho: “Ribelli no existe más. Es una guerra entre Duhalde y Menem”, en referencia a los por entonces presidente de la Nación -también juzgado- y gobernador bonaerense.

Gatto y Valenga fueron expulsados de la policía a fines de 1997 en el marco de la ley de prescindibilidad de la época. Ante la pregunta de las defensas acerca de si habían estado imputados por su intervención en lo que se conoció como la “Masacre de Wilde”, los dos señalaron que de los 11 involucrados en ese caso, ellos fueron los únicos en ser despedidos de la fuerza.

Valenga señaló que a raíz de la instrucción de la causa por el atentado que llevaban adelante el juez federal Juan José Galeano y los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia -hoy todos acusados- en base a la falsa pista policial, en la fuerza bonaerense “se fue formando un clima muy hostil, a medida que iban llamando a declarar. Se sabía que no eran bien tratados y sometidos a interrogatorios duros”. “La cadena de responsabilidades fue el gobierno de turno, Galeano y Vicat”, aseguró.

Por otra parte, recordaron que fueron citados a declarar por la División Unidad Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal Argentina -a cargo de Jorge Palacios-, donde querían el nombre de una testigo que les había aportado datos de un integrante de la fuerza de apellido "Alí", y que aún no habían revelado porque la mujer había pedido declarar bajo reserva de identidad. “Pensé que quedaba detenido”, resumió Valenga al respecto.

El debate oral y público se reanudará el jueves próximo en Comodoro Py 2002., desde las 10 de la mañana, con las declaraciones testimoniales de Marcelo Albarracín y Roberto Maisú. Las audiencias son llevadas a cabo por el Tribunal Oral Federal N°2.