03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Nueva audiencia en el juicio por el encubrimiento del atentado
AMIA: un testigo confirmó la relación entre Menem y los Kanoore Edul
Aseguró que el comerciante ingresaba a la Casa Rosada “como si fuera uno más del staff”.  La hipótesis que se analiza en este tramo del debate es la que señala que, a diez días del ataque a la mutual, la pesquisa sobre la pista siria fue interrumpida a partir de una orden del entonces presidente Carlos Menem.

En la audiencia celebrada hoy en los tribunales federales de Comodoro Py, en el marco del juicio por el encubrimiento y desviación de la investigación del atentado a la AMIA, tuvieron lugar dos testimonios que versaron sobre el supuesto vínculo de la familia Kanoore Edul con el ex presidente de la Nación Carlos Menem. La hipótesis que se analiza en este tramo del debate es la que indica que a diez días del atentado la investigación sobre Alberto Jacinto Kanoore Edul o pista siria “fue intempestivamente interrumpida a partir de una orden presidencial acatada sin objeción alguna”, según señalara uno de los requerimientos de elevación elaborados por el Ministerio Público Fiscal, que en el juicio es representado por los co-titulares de la Unidad Fiscal AMIA Roberto Salum, Sabrina Namer y Leonardo Filippini, y los fiscales ad-hoc Fernando Comparato y Miguel Yivoff.

El primer testigo en ser interrogado fue Norberto Godoy, quien se desempeñó en la empresa textil propiedad de los Kanoore Edul, Aliantex, ubicada sobre la calle Constitución. Si bien dijo no recordar varias de las cuestiones por las que fue consultado, sí se acordó de que en una ocasión en la que arribó al lugar “había gente de la policía en la entrada”. Un efectivo le preguntó si había alguien; al concluir su jornada laboral, el personal seguía allí. Por otra parte, expresó no conocer si la familia tenía relación con los Menem o los Yoma.

Uno de los sucesos por los que el ex mandatario, Jorge “Fino” Palacios —por aquel tiempo comisario de la División Operaciones Federales—, Carlos Castañeda —a cargo del Departamento Protección del Orden Constitucional (DPOC)— y Juan José Galeano —que era el magistrado federal que encabezaba la investigación—, entre otros, llegaron acusados al juicio es el relativo a los allanamientos del 1° de agosto de 1994, que se concretaron de forma irregular o directamente no se hicieron para, presuntamente, paralizar la pesquisa que se conoció como “pista siria” y apuntaba contra Kanoore Edul hijo.

Luego fue el turno de la declaración de Carlos Gardiner, quien se desempeñó como secretario en la Cámara de Comercio Árabe-Argentina, de la que Kanoore Edul padre era tesorero. El testigo aseguró que acompañó al empresario “entre diez y doce” ocasiones a la Casa Rosada, a donde ingresaba sin “ningún control, como si fuera uno más del staff”. Recordó, además, que vio a Kanoore Edul entrar y salir de la SIDE, ubicada en la misma cuadra que la cámara empresaria donde trabajaba; y sostuvo que allí mismo hubo reuniones “con gente de la presidencia y la SIDE” y con “funcionarios de las embajadas del Líbano, Siria y Marruecos”.

El Tribunal Oral Federal N°2 anunció que para las dos audiencias programadas para el lunes y jueves de la semana próxima se prevé la asistencia de tres testigos por jornada.