26 de mayo de 2024
26 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Juicio por el crimen de la adolescente
Angeles Rawson: declararon los médicos que revisaron a Jorge Mangeri
El Tribunal Oral en lo Criminal N°9 escuchó los testimonios de los cuatro médicos que revisaron a Jorge Mangeri en la Fiscalía la madrugada del sábado 15 de junio de 2013. También, declaró el hombre que encontró el cuerpo de la adolescente en la planta del Ceamse.

Los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas comenzaron con el tercer mes de audiencias en el juicio que se le sigue a Jorge Mangeri por el homicidio de la adolescente Angeles Rawson. Del debate participaron los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes. El primer testigo en declarar fue Alfredo Sapag, quien en junio de 2013 se desempeñaba como jefe de la División Medicina Legal de la Policía Federal. Estuvo presente en la revisión que se le realizó a Jorge Mangeri en la Fiscalía de Paula Asaro durante la madrugada del sábado 15 de junio por los supuestos apremios ilegales.

Sapag explicó que aquella noche recibió una llamada donde se le solicitaba dirigirse hacia la Fiscalía para presenciar una revisión. Recordó que al llegar se encontró con tres de sus colegas: los médicos Gerardo Decanio, Sandra Berlusconi y José Muhammad Al. Decanio había sido el profesional convocado en primer lugar y quién, finalmente, decidió solicitar ayuda debido a que Mangeri presentaba “heridas complejas”

Sapag indicó que, debido a las heridas, se le pidió a la Fiscalía autorización para que trabaje el fotógrafo de la Unidad Criminalística de la Policía Federal Argentina (PFA). Según sostuvo, esto se hizo para ser “lo más preciso posible”. Indicó que el examen fue “completo, ordenado y lesión por lesión”. Agregó que muchas de las lesiones parecían haber sido modificadas por “la acción de alguna sustancia de tipo cáustica”. A preguntas de los fiscales, ejemplificó que tanto la lavandina como el ácido y la sal son elementos cáusticos que queman los tejidos.

“Nos llamó la atención que no eran lesiones directas sino que había sobre una misma lesión, otras lesiones” especificó. Antes de finalizar su testimonio, le exhibieron las fotos de las heridas de Mangeri para despejar dudas, por lo que la sala de audiencias fue desalojada. Luego fue el turno de Sandra Berlusconi, otra de las convocadas aquella noche. En línea con el testimonio de Sapag, indicó que el acusado tenía múltiples lesiones: “excoriaciones en diferentes estadios y quemaduras”. Afirmó que las excoriaciones (un traumatismo superficial ejercido sobre la piel) tenían un “estado diferente” a las quemaduras. Mientras que las primeras se encontraban en una etapa de recuperación, las segundas eran más recientes y tenían entre 6 y 72 horas de realizadas. El Tribunal, a pedido de la Fiscalía, incorporó un croquis del cuerpo humano realizado por la testigo con las lesiones que presentaba Mangeri.

Gerardo Decanio fue el primer médico que revisó al encargado de Ravignani 2360. En junio de 2013, trabajaba en Medicina Legal de la PFA y explicó que llegó a la fiscalía luego de que le notificaran la denuncia de un hombre por apremios ilegales. Rememoró que vio a Mangeri en una oficina, donde estaba con el prosecretario de la fiscalía. Después de explicarle el procedimiento, descubrió varias “heridas complejas y no habituales” por lo que, luego de hacer una evaluación preliminar, salió y pidió cooperación de Medicina Legal. “Mangeri se confundía, cambiaba el relato cuando hablaba de las lesiones” recordó.

José Muhammad Al fue el cuarto especialista que examinó a Mangeri y su testimonio coincidió con lo expresado por sus colegas en cuanto a las lesiones multiples. Aclaró que no vieron lesiones compatibles con “cachiporras o picanas” y que sacaron alrededor de 90 fotos para dejar “todo documentado”

Más testimonios

Sebastián Leonardo Gelso fue el trabajador del Ceamse que encontró el cuerpo de Angeles Rawson el 11 de junio de 2013. Recordó que el cadaver presentaba un corte a la altura de la pantorrilla y tenía una bolsa de color verde, tipo supermercado, en la cabeza. A pedido de las partes, el Tribunal le mostró las fotos de aquel día.

Matías Pérez Dávila es médico de la División Medicina Legal y fue convocado la mañana del sábado 18 a la División Homicidios de la PFA para examinar a Mangeri. Según su exposición, el encargado presentaba lesiones “mixtas y complejas”. “El total de lesiones son de difícil determinación por continuas modificaciones que se producen en su evolución” precisó en su informe”.

El médico Jorge Vicente Quiroga fue parte de una de las juntas médicas realizadas durante la instrucción de la causa. Recordó que se basaron en un informe previo y fotografías y releyó las conclusiones de su informe. Para el testigo, como había ampollas por encima de otras heridas, el hecho puede ser considerado como ¨enmascaramiento”. Reynaldo Aldo Ludueña es perito del Cuerpo Médico Forense y revisó a Mangeri el 18 de junio. Describió el tipo de lesiones, que se encontraban distribuidas por todo el cuerpo.

Por último, declaró Sebastián Velarde, jefe de turno del Departamento Judicial del Complejo Penitenciario N°1  de Ezeiza. Fue preguntado por un informe realizado durante el ingreso de Mangeri al penal donde se dejo constancia de las lesiones que presentaba. El juicio se reanudará el viernes 8 de mayo.

Pedido de la defensa

Al comienzo de la audiencia, la defensa de Mangeri le había solicitado al Tribunal que se realice un informe pericial por el error cometido por la división Laboratorio Químico de la PFA en el estudio de una uña encontrada en el auto del padrastro de Angeles, Sergio Opatowsky. Cabe recordar la uña fue peritada nuevamente, y que de dicho procedimiento participó un perito de la defensa. Allí se estableció que la uña era de una mujer, presumiblemente “con vinculo de primer grado” con Angeles.

Ante el pedido de esta pericia, el fiscal Fiszer sostuvo que la misma “es sobre un material cuya linea de investigación fue desechada” y solicitó que se lo rechace. Indicó que esta prueba no es novedosa para la defensa y que, de todas maneras, no fue incluida en el requerimiento de elevación a juicio. “La imputación de la causa es contra Jorge Mangeri, que nada tiene que ver con esta pericia” cerró el representante del Ministerio Público.

La querella que representa a la familia también le solicitó al Tribunal que desestime el pedido. Indicó que “no hay nada novedoso” porque es un planteo sobre la forma de procesar el ADN que la defensa sostiene desde la etapa de instrucción. El abogado Pablo Lanusse recordó que la defensa desistió de la citación del jefe del Laboratorio y resaltó que ahora le solicitan informes a esa misma persona. “Rechazo el pedido por ser impertinente e inútil; no contribuye en nada al descubrimiento de la verdad¨ concluyó.