23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes
Angeles Rawson: declararon peritos de la junta médica
Profesionales del Cuerpo Médico Forense se presentaron ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°9 y sostuvieron que la causa de la muerte de la adolescente fue una “asfixia mecánica por compresión y sofocación manual” en el marco de un ataque sexual. El juicio continua el viernes 29 de mayo.

Los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas realizaron una nueva audiencia en el juicio que se le sigue a Jorge Mangeri por el crimen de Ángeles Rawson, ocurrido en junio de 2013. El primero en presentarse en la sala del sexto piso del Palacio de Tribunales fue el tanatólogo del Cuerpo Médico Forense (CMF) Roberto Víctor Cohen. El perito comenzó con un repaso del informe de la junta médica, realizado luego de la autopsia que practicó Héctor Félix Konopka y que fue objetado en su momento por la querella.

Según Konopka, que declaró hace dos semanas, la muerte de Ángeles “fue producto de un aplastamiento”. Cohen sostuvo que no fue así sino que, en el marco de un abuso sexual, la víctima fue “asfixiada por compresión y sofocación manual”. También discrepó con respecto a la agonía de la víctima: explicó que la falta de oxígeno le produjo perdida de conocimiento a los 20 segundos y que entre cinco y ocho minutos después se produjo la muerte. Esto contradice lo dicho por el médico que realizó la autopsia, que habló de “doce horas de agonía”.

Con respecto al abuso, explicó que había lesiones en el cuerpo de Ángeles que resultaban compatibles con un ataque de índole sexual y que la niña ¨se defendió”. En ese momento, explicó que el anillo que llevaba la víctima podría haber producido en el agresor “excoriaciones similares a las de un arañazo”. También, detalló que la adolescente pasó varias horas en posición horizontal, lo que dejó marcas en su cuerpo y que luego fue trasladada, lo que le produjo otro tipo de improntas. Con respecto a la hora de muerte, la estableció entre las 10 y las 17 del lunes 10 de junio de 2013.

Cohen sostuvo que Ángeles presentaba lesiones “vitales” (es decir, producidas en vida) en cinco costillas, que pudieron haberse realizado por una caída durante el ataque de su agresor. A preguntas del fiscal Fiszer, el especialista consideró que dichas lesiones son compatibles con la caída en una escalera de edificio o sótano, ambos lugares donde Mangeri tenía acceso en el inmueble de Ravignani 2360.

Oscar Ignacio Lossetti también es tanatólogo y formó parte de la junta médica realizada en la causa. Cabe recordar que la Junta emitió, en primer lugar, un informe en agosto de 2013 donde respondió 72 preguntas realizadas por el juez de la causa, Javier Ríos, sobre cual había sido la causa de muerte, entre otros interrogantes. En noviembre de 2013, una segunda junta médica aseguró que la víctima presentó lesiones defensivas en el cuerpo, compatibles con una agresión sexual.

El tanatólogo fue interrogado por la defensa sobre los métodos utilizados para establecer sus conclusiones. Fue preguntado por la aparición de “células rojas”, que según Konopka se presentan cuando hay una larga agonía. Lossetti explicó que las células rojas se pueden presentar, de forma aislada, desde el momento en que el cerebro deja de recibir oxígeno. También dijo que los estudios histopatológicos confirmaron que las fracturas en cinco costillas de la joven fueron en vida.

Para responder sobre estos estudios, se citó a Adriana D Addario, jefa del Laboratorio de Patología del Cuerpo Médico. La profesional también habló de celulas rojas y compartió lo explicado por Lossetti. Aclaró, luego de una pregunta del fiscal Fiszer, que la fractura de la clavícula derecha fue vital y que ésta implica una “impotencia funcional” del miembro correspondiente. Silvia Palomero, también del CMF, es ginecóloga y trabajó junto con D Addario en la Junta. Indicó que algunas lesiones que corroboraron eran compatibles con abuso sexual. Nombró, por ejemplo, una equimosis en la cara interna de ambos muslos y otra en la ingle izquierda y aclaró que todas eran “vitales y de carácter traumático”.

La médica generalista María Alejandra Preisbich no sólo participó de las Juntas Médicas sino que también realizó dos informes sobre lesiones en el cuerpo de Mangeri. Fue interrogada por la defensa del imputado sobre ambas intervenciones. Con respecto a porqué se analizaron histopatologicamente algunos tejidos y huesos y no otros, explicó que se debió a un acuerdo entre peritos oficiales y de todas las partes.

El último en declarar fue Jorge Pereyra, especialista en diagnóstico por imágenes. Fue quién realizó, antes de la autopsia, las radiografías al cádaver de Ángeles. Sostuvo que realizar este tipo de estudios es muy complejo y que algunas lesiones no pueden verse en las radiografías y que finalmente, son confirmadas por los tanatólogos.