23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen los fiscales Fernando Fiszer y Sandro Abraldes
Ángeles Rawson: esta tarde, se conocerá el veredicto
Así, lo anunció esta mañana el Tribunal Oral en lo Criminal Nº9. Jorge Mangeri, único acusado por el crimen de la adolescente, tuvo la oportunidad de decir sus últimas palabras: “No tuve, ni tengo nada que ver con la muerte de Mumi”.

Los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas darán a conocer la parte dispositiva del fallo a las 15:30. Al comienzo de la audiencia iniciada por la mañana, el abogado de Mangeri, Adrián Tenca realizó sus dúplicas y cuestionó la investigación. Sostuvo que la prueba de ADN “fue totalmente irregular”, al referirse al hallazgo de material genético de su defendido bajo las uñas de la víctima.

Tenca le solicitó a los jueces que “dejen de lado” los prejuicios contra el encargado de Ravignani 2360 y que “tengan en cuenta” la prueba producida en el debate. Luego, Mangeri pidió que “se haga justicia” e insistió en su inocencia.

Mangeri está acusado, por parte de la Fiscalía, de cometer los delitos de “abuso sexual del cual resultara la muerte de la persona” en concurso ideal con “homicidio agravado por haber sido perpetrado por un hombre contra una mujer y mediando violencia de género”. Durante su alegato, los representantes del Ministerio Público solicitaron que se lo condene a prisión perpetua.

La querella que representa a los familiares de la adolescente solicitó la misma pena pero con otra calificación: “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber causado un grave daño en la salud de la víctima, en grado de tentativa en concurso real de homicidio agravado criminis causa para ocultar un delito precedente y para procurar su impunidad, en concurso ideal con el delito de femicidio”.

El hecho

Ángeles Rawson ingresó al edificio donde vivía a las 09:50 del 10 de junio de 2013, según una cámara de un inmueble cercano y el relato de sus compañeras de clase, de quienes se había despedido minutos antes. Según manifestó el fiscal Fizser durante su alegato, la víctima nunca entró a su departamento, ubicado en la planta baja, sino que fue abordada por Jorge Mangeri, a quién conocía hacía más de 10 años.

Valiéndose de esa confianza, el encargado consiguió que lo acompañara hacia algún lugar del edificio, donde la atacó “con fines de sometimiento sexual”. Según Fizser, quien se apoyó en los informes de la junta médica y en los testimonios que los peritos brindaron en el juicio, la víctima opuso una “tenaz resistencia” para evitar el ataque. Esto le produjo una serie de lesiones, que comprenden desde heridas propias de un acto defensivo hasta las más íntimamente relacionadas con un ataque de índole sexual. Como consecuencia de esto y para encubrir su intención, Mangeri sofocó a Ángeles, lo que finalmente le produjo la muerte.

Para deshacerse del cuerpo, Mangeri utilizó unas sogas, en las cuales dejó su material genético, según los estudios que luego se realizaron en la causa. Para completar la maniobra, la introdujo en una bolsa de residuos y la sacó junto con el resto de las bolsas que a diario debía sacar como parte de su trabajo.

Ángeles fue hallada en la planta de recolección de residuos del CEAMSE de José León Suárez el martes 11 de junio de 2013 a las 11:00. Ese hallazgo fue “por obra de la casualidad” dijo el fiscal y detalló que "de no haber pasado por la cinta tres de la planta, donde se realizaba desde hacía muy poco tiempo la separación de los residuos y de no haber llamado la atención de uno de los empleados, seguramente aún la estaríamos buscando”.