28 de febrero de 2024
28 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La fiscal Dafne Palópoli había solicitado prisión perpetua para uno de los acusados
Asesinato de Gonzalo Acro: la sentencia se conocerá este martes
El 1º de septiembre, el acusado Sergio Piñeiro podrá decir sus últimas palabras y luego los jueces Adrián Martín, Darío Medina y Beatriz Bistue de Soler darán su veredicto.

El 7 de agosto de 2007, alrededor de las 23:00, Gonzalo Acro salió de un gimnasio ubicado en Pedro Rivera 5158, en Villa Urquiza. Junto con Gastón Matera, se dirigieron hacia donde estaba estacionado su auto Peugeot 206 cuando fueron interceptados por Ariel “el Colorado” Luna, quién disparó cuatro veces. Tres de los disparos fueron dirigidos hacia la víctima: dos en la cabeza y uno en la pierna. El cuarto lo recibió Matera, por la espalda, cuando intentaba huir del lugar. Acro falleció el 9 de agosto por la mañana.

Este segundo juicio por el crimen comenzó en julio y se extendió durante toda la feria judicial. “El Pelado” Piñeiro y Matías “Kevin” Kraft había quedado afuera del primer debate judicial por diversas razones: Piñeiro sufrió un “pico de stress” y Kraft estaba prófugo. En ese primer juicio, fueron condenados a prisión perpetua los hermanos Alan y William Schlenker; Rubén Eduardo Pintos; Pablo Alfredo Girón, y Ariel Luna. Martín Maximiliano Lococo recibió la pena de diez años de cárcel por ser partícipe secundario.

Durante el feriado del 17 de agosto, la fiscal Dafne Palópoli y la abogada de la familia Acro Nuria Krendak realizaron sus alegatos. La inusual fecha fue autorizada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº15 que, con una conformación especial para esta causa, decidió otorgar la “habilitación de días y horas inhábiles”. Piñeiro fue acusado por ambas por el delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas”, cuya pena es la prisión perpetua. Además, la fiscal le imputó la tentativa de homicidio contra Matera, quién resultó herido esa noche.

“El Pelado” habría sido, junto con “Cuca” Girón, quien les avisó a “Oveja” Pintos y a Luna que Acro ya había salido del gimnasio, lo que permitió que lo “emboscaran” en la esquina de Bauness y Cullen. Luego de los disparos del arma de fuego calibre 6,35 mm, Girón y Piñeiro huyeron en el auto de Piñeiro, pero previamente pararon frente a la escena del crimen para comprobar como había salido todo.

Para su defensor, Piñeiro no estuvo en el lugar de los hechos y tampoco su auto. Su argumento principal se basó en una línea de investigación que fue descartada en la instrucción de la causa: la vinculación de Alejandro "Balá" Etcheverry, otro integrante de la “barrabrava” de River Plate. Para eso destacó el testimonio de la ex mujer de Etcheverry, quién había afirmado que estaba involucrado en el hecho. Carolina Nimeth fue testigo protegida en la causa hasta que se desdijo de sus dichos ante el juez, de instrucción en ese momento, Luis Rodriguez. Cabe recordar que Etcheverry murió en 2009 en un accidente de tránsito y estaba con falta de mérito en el expediente.

Otra de los puntos que criticó el defensor y que ameritó una respuesta por parte de Palópoli fue la instrucción de la causa llevada adelante por el magistrado. Para José Falco, “es evidente que el juez trató de forzar las pruebas”. La fiscal sostuvo que, si realmente creía eso cierto, debía denunciar al juez por “abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público o prevaricato”. “Es una valoración demasiado grave”, dijo Palópoli. No obstante, el defensor no pidió la extracción de testimonios ni realizó en su alegato ninguna solicitud al respecto.

“Pacto de silencio”

Tanto la Fiscalía como la querella hicieron hincapié en sus alegatos en la pobreza de los testimonios escuchados en el debate. “Demuestran un gran desprecio por la justicia, todos se desdicen o no se acuerdan de nada”, sostuvo Palópoli y aludió al “código de silencio existente en la barra brava y apoyado por los intereses comunes que comparten aún entre enemigos”.

Indicó, además, que uno de los “barras” llamado como testigo tildó a la abogada querellante de “pelotuda”: se trató de Oscar “El Tano” Cianci, quién actualmente trabaja en el Senado con una alta categoría. “Es clara la molestia que les genera la actuación de las instituciones y la justicia” recalcó la fiscal. La querella sostuvo: “en la barra hay secretos, violencia, negociados, funciona como una asociación ilícita”.

La situación de Kraft

Matías “Kevin” Kraft llegó al juicio acusado de ser “instigador” en el asesinato de Acro, la misma imputación por la que fueron condenados los hermanos Schlenker. Para la Fiscalía, no hay dudas de que tenía conocimiento sobre lo que sucedería el 7 de agosto de 2007 pero explicó que “no hay pruebas” que indiquen que haya cumplido el rol de instigador, por lo que se pidió su absolución.

Al no haber acusación fiscal, el Tribunal ordenó su libertad pero sólo en este expediente. Kraft enfrenta otro proceso judicial ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº24 por ocho “salideras bancarias”, por lo que permanece detenido.