16 de abril de 2024
16 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se juzga lo sucedido en el club River Plate en mayo de 2007
Batalla del Playón: los alegatos se realizarán en diciembre
Lo determinó el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 15. Durante las últimas audiencias, declararon el jefe de seguridad de River, policías que participaron del operativo durante el partido y la médica que atendió a uno de los heridos.

Los jueces Hugo Decaría, Enrique Gamboa y Cristina Bértola establecieron el cronograma de audiencias en el juicio por “la Batalla del Playón”. Este viernes, deberán declarar dos testigos solicitados por las partes para luego comenzar con la etapa de alegatos, que están previstos para el miércoles 2 de diciembre. En el debate, se juzga lo sucedido el 6 de mayo de 2007, cuando dos de las facciones de la hinchada de River Plate se enfrentaron en el playón del estadio, luego de un partido contra Independiente.

“Lesiones graves cometidas en agresión en ocasión de celebrarse un espectáculo deportivo” es el delito por el que están acusados el ex líder de la “barra brava” de River Plate, Adrián Rousseau; Matías Goñi y Cristian Pineda. Durante las últimas audiencias, declararon el jefe de seguridad del Club, los policías afectados al operativo de seguridad y los médicos que atendieron a los heridos.

Hace dos semanas, la fiscal Dafne Palópoli había solicitado que sean llamados a declarar el ex presidente del club, José María Aguilar y el jefe de la hinchada de Independiente, Pablo “Bebote” Álvarez. Este último declaró en el segundo juicio por el crimen de Gonzalo Acro, en julio de este año, y dio detalles de la interna de la “barra brava” de River y de la supuesta complicidad que había entre una de las facciones y la dirigencia en los diferentes enfrentamientos que hubo en 2007. A pesar de que su testimonio fue grabado, bajo juramento de decir verdad y ante tres jueces, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 15 rechazó citarlo en esta causa. La misma decisión tomó en el caso de Aguilar.

El otro testimonio que había solicitado la fiscal era el de Oscar Arteach, coordinador de seguridad desde 1998 en River. Los jueces hicieron lugar al pedido y el comisario mayor retirado se presentó la semana a declarar. Arteach fue acusado en octubre de 2007 por la omisión de recaudos de seguridad en dos partidos: cuando se produjo “la batalla de los quinchos” y por la “batalla de la playón”. Tanto él como otros cuatro dirigentes consiguieron la suspensión del juicio a prueba a cambio de pagar un importe que debía ser donado al Hospital Pirovano. Arteach acordó pagar diez mil pesos.

El testigo explicó durante el debate que su trabajo era diagramar los operativos durante los partidos que se jugaban en el club. Recordó que aquél día se encontraba en la sala de videos, donde se monitoreaban las 32 cámaras que tenía el estadio y que luego del partido, le informaron que una persona estaba herida cerca de la puerta de acceso de la calle Udaondo, que fue trasladada al hospital en una de las ambulancias que había en el “Monumental”. Aclaró que se enteró de lo sucedido al día siguiente, cuando se publicó  en los medios un video casero que mostraba la pelea. A preguntas de Palópoli, dijo que no había visto nada que le llamara la atención y que el operativo de seguridad era armado por el comisario.

Andrea Pennesi fue la médica que atendió a Carlos Ariel “Urko” Berón antes de que lo trasladaran al hospital. Indicó que pudo constatar dos heridas, una de ellas en el cuello y a la que debieron comprimir rápidamente “para evitar que siguiera perdiendo sangre”. Aseguró que era un cuadro “moderado” pero que merecía atención inmediata para evitar cualquier tipo de complicación. “Hablé con la guardia del Pirovano y lo esperaban con el quirófano” dijo.

El testimonio de los policías

Si bien la mayoría de quienes se presentaron a declarar no recordaba haber visto algún tipo de incidente, algunos efectivos lograron aportar detalles sobre el enfrentamiento. El policía Walter Legal le relató a los jueces que, al momento de la desconcentración del estadio, ingresó un grupo de personas encapuchadas, totalmente vestidos de negro y que fueron directamente hacia otro grupo. “Nos pusimos a resguardo porque éramos un grupo chico de efectivos y no estábamos armados; nadie esperaba que pasara algo así”, recordó.

En esa misma línea, el agente Diego Vargas sostuvo que observó el ingreso de 50 “encapuchados, tipo patovicas”, que estaba vestidos de negro y tenían sus rostros tapados con remeras. “Se armaron varios focos de conflicto y las personas que no participaban de la pelea decían que había entrado Adrián y su gente”, indicó. Ninguno de los dos vio heridos después del enfrentamiento.

Alejandro Rivaud era oficial de inteligencia de la Policía Federal y trabajaba en la División Conductas delictivas en espectáculos deportivos. Le relató a los jueces la interna entre las dos facciones de la barra brava, una encabezada por Rousseau y otra por Alan Schlenker, condenado por el crimen de Gonzalo Acro, asesinado en agosto de 2007. Indicó que los enfrentamientos comenzaron luego del mundial de Alemania 2006, por una deuda.

Recordó que el día de los hechos, se produjo una protesta en el hall del club después del partido, por lo que la mayoría de los policías estaban afectados a que nada sucediera allí.  En ese momento, le informaron que había un herido por lo que le ordenaron que vaya al hospital a tomar los datos de la persona. Al llegar, supo que había dos heridos: Berón y Roque Emmanuel “Rocky” Raposo. Aseguró que se enteró de los incidentes al día siguiente, cuando se conoció la filmación, aunque dijo que había “rumores” sobre que se iba a liberar la zona y que se “estaba gestando” algo más entre los barras bravas

Después, habló sobre el allanamiento que se realizó en River por orden de la justicia. Detalló que varias de las cámaras estaban giradas o no funcionaban y que sólo en una se observaba como dos o tres hombres encapuchados guardaban en una camioneta unos bolsos. Por último, a preguntas de la fiscal, aseguró: “Ningún dirigente va a reconocer la vinculación con los barras pero todos sabemos que la hay”.