03 de octubre de 2022
03 de octubre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El testimonio fue requerido por los fiscales de la UFI-AMIA
Carlos Menem aún debe declarar en la investigación por la causa AMIA
El ex presidente había argumentado problemas de salud y de agenda para evitar la presentación. Sin embargo, el viernes pasado declaró en la investigación por la muerte de su hijo, por lo que los representantes del MPF consideran que está en "plena capacidad" de prestar testimonio.

El ex presidente Carlos Saúl Menem, quien el viernes 13 de mayo de 2016 realizó una presentación en el proceso donde se investigan las circunstancias relativas a la muerte de su hijo, todavía debe declarar en el proceso por el atentado a la sede de la AMIA, además de afrontar el resto del juicio que se le sigue por su participación en algunas de las irregularidades ocurridas durante la investigación.

Los fiscales de la UFI-AMIA habían requerido el testimonio semanas atrás y en más de una oportunidad, aunque por motivos de agenda y de salud aún no se ha producido. La reciente presentación en el Senado, en cambio, sugiere ahora a criterio de los fiscales, la plena capacidad del ex mandatario para finalmente declarar sobre el ataque de 1994.

Carlos Saúl Menem, a su vez, está imputado por las irregularidades en la investigación del atentado de 1994, por haber determinado a través de su hermano Munir Menem al entonces juez federal Juan José Galeano a comprometer la eficacia de diligencias probatorias respecto de Alberto Jacinto Kanoore Edul y de personas de su entorno como Mohsen Rabbani. También, se le imputa el haber determinado el obrar ilícito del secretario y del subsecretario de la Secretaría de Inteligencia del Estado en ese entonces, Hugo Alfredo Anzorreguy y de Juan Carlos Anchezar , respectivamente, y del comisario de la División Operaciones Federales de Drogas Peligrosas y el comisario Inspector del Departamento de Protección del Orden Constitucional, Jorge Alberto Palacios y de Carlos Alberto Castañeda, respectivamente. Para la fiscalía, ellos ocultaron información y obstruyeron el proceso provocando, entre otros perjuicios, la desaparición de transcripciones de intervenciones telefónicas de pleno interés para el esclarecimiento.

En virtud de este juicio, desde la UFI-AMIA explicaron que el testimonio del ex mandatario en la investigación por el atentado puede verse recortado, en tanto la garantía constitucional contra la autoincriminación otorga al testigo la posibilidad de solicitar no contestar aquellas preguntas cuyas respuestas puedan contrariar su línea de defensa. Esta limitación, sin embargo, no existe respecto de la información que no conlleva tal posibilidad.

Con relación a los asuntos que puedan estar cubiertos por obligaciones de guardar secreto -otro aspecto que ha sido mencionado públicamente por el expresidente- se  presenta una situación similar, en el sentido de que es una limitación que debe considerarse en concreto frente a cada pregunta y requiere un fundamento normativo en cada caso.

Hasta ahora, Carlos Menem no había sido citado a declarar como testigo en la causa AMIA, ni ha declarado nunca con relación al esclarecimiento del atentado. Esto sumado a su avanzada edad torna a su testimonio de interés para la investigación, aun con las limitaciones señaladas que puedan presentarse. Algunas de las partes querellantes solicitaron participar de la medida cuando se concrete.