31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°29
Caso Bulacio: alega la defensa del ex comisario Espósito
El juicio se reanudará hoy con el alegato del abogado defensor del ex titular de la comisaría 35°. El martes pasado el fiscal había solicitado que se condenara al ex comisario a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación por la privación ilegal de la libertad del joven detenido en un recital de Los Redonditos de Ricota.

Con el alegato del abogado defensor Pablo Argibay Molina, continuará hoy el debate en el que se intenta determinar la responsabilidad del ex comisario Miguel Ángel Espósito en la privación ilegal de la libertad de Walter Bulacio, el joven detenido en un recital de Los Redonditos de Ricota en el Estadio Obras, el 19 de abril de 1991.

En la jornada del 15 de octubre, el fiscal Horacio Fornaciari consideró en su alegato que se encuentra acreditado que Espósito, en su calidad de titular de la Comisaría N°35, dio la orden para efectuar varias detenciones, incluidas la de Bulacio, por lo que solicitó una condena de dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para el ex policía.

Se estima que para fines de mes, luego de concluidos los alegatos de las partes, el Tribunal Oral en lo Criminal N°29 -presidido por Gustavo Rodolfo Goerner e integrado por María Deluca Giaccobini y Alejandro Litvack- dicte sentencia.

Walter Bulacio tenía 17 años cuando, el 19 de abril de 1991, concurrió al Estadio Obras Sanitarias a ver un recital de la banda Patricio Rey y los Redonditos de Ricota. Al no conseguir entradas, el joven –junto a un amigo- habría intentado acceder al estadio por las canchas de hockey del club, donde fue detenido –sin orden judicial- por un oficial de la Policía Federal, que lo llevó a un micro de la línea 151, para trasladarlo a la Comisaría N°35.

En esa seccional, entonces a cargo del ex Comisario Miguel Ángel Espósito, el joven habría permanecido privado de su libertad sin darse aviso a sus padres o al juez de instrucción de turno- al tiempo que también lo habrían golpeado, lo que –tras cinco días de agonía- desencadenó su muerte.