03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Tras el alegato del abogado del policía imputado
Caso Bulacio: audiencia para contestar las nulidades pedidas por la defensa
La querella y la fiscalía contestarán los planteos de la defensa del ex comisario Espósito en la audiencia pasada. Es el paso previo a la última instancia del proceso oral y público. El policía podría pronunciar las últimas palabras el 8 de noviembre, tras lo cual el tribunal estará en condiciones de dictar sentencia.

Tras concluirse los alegatos de las partes, con el planteo de las nulidades de la defensa del ex comisario Miguel Ángel Espósito, se reanuda hoy el debate en el que se intenta determinar su responsabilidad en la privación ilegal de la libertad de Walter Bulacio, en abril de 1991.

En la audiencia, que se realizará a partir de las 11.00 ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°29, se prevé que la querella –a cargo de María del Carmen Verdú e Ismael Jalil- y el fiscal Horacio Fornaciari, contesten los planteos de nulidad efectuados por el abogado de Espósito, Pablo Argibay Molina.

Asimismo, hoy se sabrá si el próximo 8 de noviembre Espósito brindará sus últimas palabras, previo a que los jueces Gustavo Rodolfo Goerner, María Deluca Giaccobini y Alejandro Litvack dicten sentencia.

El pasado 15 de octubre el fiscal Fornaciari pidió en su alegato que se condene a Espósito a dos años de prisión por la privación ilegal de la libertad de Walter Bulacio. En tanto, la querella había solicitado seis años, la pena máxima prevista al momento de los hechos para esa misma calificación.

Walter Bulacio, de 17 años, fue detenido por la policía el 19 de abril de 1991 en las canchas de hockey del club Obras Sanitarias por no tener entradas para el recital que la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Desde allí fue traslado por la policía a la comisaría N°35, en ese entonces a cargo de Espósito, , sin dar intervención al juez de turno ni aviso a sus padres. En la seccional Bulacio habría sido golpeado, lo que –tras una agonía de cinco días- le habría producido la muerte.