29 de enero de 2023
29 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Al menos diez víctimas fueron rescatadas durante los procedimientos
Catamarca: procesaron a dos mujeres y un hombre por trata de personas
Los acusados habían sido detenidos en el marco de cuatro allanamientos simultáneos realizados en diciembre. Además, fueron secuestradas anotaciones de los "pases", carnets sanitarios y documentos de identidad.

Tres personas fueron procesadas con prisión preventiva por el juez federal subrogante Ricardo Antonio Moreno, quien además ordenó trabar el embargo de una de las imputadas por la suma de 30 mil pesos. Se trata de dos mujeres y un hombre, propietarios de los prostíbulos "Las Rejas" y "Maná", ubicados en el centro de la ciudad de Catamarca, y quienes serían los responsables de explotar sexualmente al menos siete mujeres en situaciones de vulnerabilidad y de retenerles entre el 50% y el 60% de lo obtenido por los "trabajos sexuales" de las víctimas.

La causa se originó en 2010, cuando el Ministerio Público en la provincia Catamarca dispuso como primera medida que la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia inicie trabajos de inteligencia criminal sobre cuatro locales nocturnos en los cuales se ejercía la prostitución.

El 20 de diciembre de 2014, la Fiscalía Federal a cargo de Santos Reynoso solicitó el allanamiento simultáneo de los cuatro locales nocturnos denominados “El Altillo Viejo”, “Las Rejas”, “Maná” y “Morocco”. Como resultado, al menos siete mujeres en situación de vulnerabilidad fueron rescatadas. Además, se secuestró documentación en la que estaban registrados los “pases”, carnets sanitarios y documentos de identidad, como así también dinero en efectivo y “una cantidad considerable de preservativos y geles íntimos”, según consta en el procesamiento. Una de las dueñas adujo que sus ingresos eran sólo “de la venta de bebidas” y que nunca percibió “ninguna suma por la actividad sexual de las mujeres que estaban en la casa”.

Durante el operativo realizado en el local "Las Rejas", se pudo acreditar que la propiedad estaba dividida en distintas habitaciones, algunas de las cuales eran utilizadas como dormitorios donde se realizaban los denominados "pases".

En cuanto a la otra mujer, su detención se produjo en el marco del mismo allanamiento simultáneo, y fue identificada como la dueña de “Maná”, que funcionaba en la Avenida Eulalia Ares de Vildoza 475. En el prostíbulo fueron rescatadas otras tres mujeres, y se también secuestraron anotaciones, fichas o “pases”, carnets y preservativos. Curiosamente, la dueña del lugar dijo en su indagatoria que “siempre iba la policía a controlar y jamás tuve problema ni me dijeron nada al respecto, como así también los inspectores de la municipalidad”. “Cuando empezó a salir este tema en los diarios, yo me presenté a la Policía Federal a ver qué era eso de ‘trata’, y nadie me sabía explicar”, intentó explicar.