04 de marzo de 2024
04 de marzo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal de Esquel a cargo de Silvina Ávila
Chubut: confirmaron el procesamiento de tres acusados de distribuir droga al interior de un penal
Uno de los imputados aprovechaba las salidas transitorias de la U-14 de Esquel para hacerse de los estupefacientes, que luego comercializaba entre el resto de las personas privadas de la libertad. A cambio, su pareja recibía cheques que retiraba de esa unidad penitenciaria federal.

La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia confirmó el procesamiento de tres personas acusadas de suministrar estupefacientes al interior de la Unidad N°14 del Servicio Penitenciario Federal, ubicada en la ciudad de Esquel. Según se estableció durante la investigación llevada a cabo por la Fiscalía Federal de Esquel –a partir de una denuncia efectuada por el director del penal- Mauricio Guichacoy utilizaba las salidas transitorias que gozaba a fin de realizar cursos de formación para hacerse del material estupefaciente, que posteriormente ingresaba y distribuía entre personas privadas de la libertad. A cambio, libraban cheques a su pareja –Sandra Cañulaf, hoy también imputada- quien los pasaba a retirar por la Administración del penal.

El tercer imputado, Rodrigo García, colaboraba en el suministro de estupefacientes para su posterior ingreso en la U-14, al tiempo que también se encargaba de retirar cheques de los internos. Así las cosas, en diciembre pasado la justicia federal procesó a los tres acusados por el delito de suministro de estupefacientes a título oneroso, agravado por haberse cometido con la participación de tres o más personas y en el interior de un establecimiento penitenciario, lo que fue ratificado recientemente por la Cámara Federal.

El caso

El 27 de agosto de 2015, agentes del SPF detectaron 16,9 gramos de marihuana que Guichacoy llevaba escondido en su cuerpo, el cual intentó ingresar a la U-14 luego de una salida. Para la justifica federal de primera instancia, ese hecho permitió confirmar la sospecha que se tenía acerca de que él mismo, en forma conjunta con su pareja y un amigo, proveían estupefacientes al interior de ese penal. Otra de las modalidades que habrían elegido los imputados para ingresar los estupefacientes podría haber sido en los bultos que Guichacoy recibía semanalmente por parte de su pareja.

“Se ha podido acreditar que la droga obtenida por Cañulaf y García fuera de los muros de la U-14 era ingresada por Guichacoy, que se encargaba de distribuirla”, señaló en diciembre pasado la justicia federal de primera instancia.