01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la fiscal Diana Goral
Comenzó el juicio a dos hombres acusados de asaltar nueve bancos
Los asaltos se cometieron entre 2009 y 2015 en la Ciudad de Buenos Aires. El debate seguirá mañana y fueron citados más de 40 testigos sobre un total de 140 que fueron solicitados por la fiscalía y la defensa.

El juez Javier Anzoátegui comenzó hoy con el juicio contra dos hombres acusados de asaltar nueve bancos entre noviembre de 2009 y diciembre de 2015. Juan Manuel Adduca, de 38 años, y Raúl Millozzi, de 43, se negaron a declarar. En el debate, interviene la fiscal Diana Goral y fueron solicitados 140 testigos.

Adduca y Millozzi están imputados por los delitos de “robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse y por su comisión en lugar, poblado y en banda” (seis hechos); “robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse”; “robo doblemente agravado por el uso de armas y por su comisión en lugar, poblado y en banda”; y “portación de arma de fuego de guerra sin autorización legal”.

Los asaltos

El primero de los hechos ocurrió el 20 de noviembre de 2009, en la sucursal que tiene el banco Patagonia en el barrio de Mataderos. Apenas pasadas las diez de la mañana ambos ingresaron al lugar mientras el personal de una empresa de seguridad entregaba dinero a un empleado. Millozzi apuntó con un arma al tesorero y le exigió el dinero mientras Adduca amenzaba al guardia de seguridad. De allí, lograron llevarse 540 mil pesos.

Casi un año después, el 15 de octubre de 2010, ingresaron a un banco Macro ubicado en Villa Devoto. La tesorera de la sucursal iba hacia el tesoro del banco con una bolsa con 434 mil pesos y fue interceptada por Adduca mientras Millozi lo esperaba. Según el requerimiento de elevación a juicio realizado por el fiscal Matías Di Lello, el 5 de enero de 2011 cometieron otro hecho. Esta vez, en el Banco Ciudad de Parque Chacabuco. Los dos acusados, junto a una persona que no pudo individualizarse, le robaron a dos custodios un saco con 500 mil pesos y las dos armas de fuego que portaban.

El 28 de febrero de 2013 entraron al Banco Francés de Corrientes al 4600, en Villa Crespo, y se pusieron en la fila del sector de cajas. En un momento, abordaron a un empleado de seguridad y a uno del banco, que estaba por ingresar a las oficinas internas. Millozi tomó nueve cartuchos de 100 mil pesos cada uno y los guardó en una bolsa negra. Se llevaron, además, otros 3000 pesos que había en una de las cajas. Según el fiscal de instrucción, habían estado el 26 y el 27 de ese mes en el banco.

El quinto de los robos ocurrió en septiembre de 2013: entraron a un banco Superville, sobre la Avenida La Plata y le apuntaron al gerente de la sucursal cuando iba a abrir la puerta que está entre el tesoro del banco y la caja. Adduca le exigió el dinero y pudieron luego ingresar al lugar. De allí, se llevaron 200 mil pesos.

Un mes después, el 30 de octubre de 2013, su objetivo fue el banco Santander Río de la Avenida Corrientes al 5100, en Villa Crespo. Eran las 15:30 y el lugar ya estaba cerrado aunque todavía había algunos clientes. Siempre con armas, apuntaron a los empleados y se llevaron más de dos millones de pesos y 1600 dólares que había en una de las cajas.

En junio de 2014, entraron a un kiosco de la Avenida Independencia al 1800, en Balvanera. Ahí estaba un cabo de la Policía Federal. Tras golpearlo, lo llevaron hasta el fondo del local junto con la empleada del comercio. “No es con ninguno de ustedes, queremos el banco”, les repetían. Se referían a la sucursal del Citibank ubicada a pocos metros.

Tras sacarle su arma reglamentaria y su radio, entraron al banco. Le apuntaron a un empleado y le ordenaron al cajero que abriera la puerta del tesoro. Por los nervios, el hombre no pudo. “Dale que estoy jugado con el tiempo”, repetía Millozi mientras le apuntaba. Finalmente, y al no poder acceder adonde estaba el dinero, se llevaron cinco mil pesos que había en una de las cajas.

El 4 de julio de 2014, ambos entraron a la sucursal que el Banco Santander Río tiene en Mataderos, sobre la avenida Alberdi. Otra vez, esperaron en interior del banco a que éste cerrara y luego amenazaron con armas a los empleados. Ingresaron al tesoro y se llevaron 12 cartuchos que tenían más de dos millones de pesos. Antes, habían sacado de las cajas unos 55 mil. De este hecho participaron además otras dos personas.

El último de los hechos, y por el cual fueron detenidos, ocurrió el 16 de diciembre de 2015. Fueron, junto con otras cuatro personas, hasta el banco Santander Rio de la Avenida Fernández de la Cruz al 6200, en Villa Riachuelo. Amenazaron a la contadora y la obligaron a que ponga su clave para ingresar al tesoro. Robaron más de un millón y medio de pesos y, antes de irse en dos autos, se llevaron el CPU donde quedaban registradas las filmaciones de las cámaras de seguridad.

Uno de los vehículos fue individualizado por policías de la División Robos y Hurtos de la Policía Federal en la Autopista 25 de Mayo. Los siguieron y observaron que bajaban en la salida de la calle Entre Ríos. Tras perderlos de vista, fueron agentes de la Comisaría 6º quienes divisaron a dos hombres con una bolsa bastante grande. Tras detenerlos, vieron que había allí unos 688 mil pesos con fajas de seguridad del banco. En el auto, encontraron un bolso naranja con otros 200 mil y el gabinete con las filmaciones.

Aducca y Millozi están acusados, además, por la portación de las dos armas que tenían al momento de su detención: una pistola 9 mm y otra de 45 mm. El juicio continuará mañana, con más de 40 testigos. Ya están previstas audiencias para el viernes 9, el jueves 15 y el viernes 16 de junio.