28 de febrero de 2024
28 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Oscar Ciruzzi
Comenzó el juicio contra un policía que mató a un joven
El hecho ocurrió en febrero de 2011, cuando Alejandro Torres le disparó a Diego Godoy, en un presunto intento de robo en las inmediaciones del Parque Thays.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº14 comenzó con el juicio contra un oficial de policía que, en febrero de 2011, mató a un joven en un supuesto intento de robo. Según el requerimiento de elevación a juicio, a Alejandro Javier Torres se le imputa el delito de “homicidio agravado por el uso del arma de fuego”, que prevé una pena de entre 8 y 25 años. En el debate, interviene el fiscal Oscar Ciruzzi y la querella que representa a la madre de la víctima.

El 6 de febrero de 2011, Torres caminaba por Avenida Del Libertador en dirección a Retiro cuando fue interceptado, según su relato, por cuatro hombres que lo amenazaron con un “objeto punzante” en la espalda y “algo frío y metálico” en la cabeza. El efectivo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, que no fue pasado a disponibilidad luego del hecho, dijo que los jóvenes lo golpearon mientras lo llevaban hacia la calle Facundo Quiroga, que bordea al parque Thays.

En su indagatoria, el acusado afirmó que estaba arrodillado cuando extrajo su arma y realizó dos disparos por debajo de su brazo izquierdo, ya que estaba siendo golpeado por los presuntos ladrones. También, dijo que luego realizó dos disparos más cuando los hombres huían aunque no aclaró en qué posición se encontraba en ese momento y negó saber si había herido a alguno.

Los jueces Hugo Cataldi, Beatriz Bistué de Soler y Miguel Caminos le tomaron declaración testimonial a los policías de la Comisaría 46  que llegaron al lugar después de ocurrido el hecho.  Los tres dijeron que encontraron a la víctima acostada en el suelo. “No me puedo mover” le habría dicho Godoy al policía que le ordenó subir al patrullero. Los efectivos declararon que se percataron de la herida que tenía la víctima en su espalda cuando llegaron a la comisaría y que desde allí llamaron a una ambulancia del SAME. Uno de los médicos que declaró en el juicio recordó que al ingresar al Hospital Fernández, la víctima estaba intubada y en coma farmacológico. El joven de 22 años murió el 15 de febrero, luego de pasar nueve días internado.

En el requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Fernando Fiszer citó el informe de la autopsia realizada a Godoy, donde se constató que su muerte fue por la lesión de arma de fuego en el tórax y fractura de cráneo. El fiscal hizo hincapié en un peritaje realizado por Gendarmería Nacional donde se indicó que si bien el disparo que hirió a Godoy podría haber sido realizado con Torres agachado, no se podía aseverar debido a que no se hizo “una preservación de la escena”. En la audiencia de juicio, los policías declararon que se fueron del lugar a los 40 minutos de haber llegado porque vecinos de la Villa 31 los agredían “con objetos contundentes” y que “corrían peligro sus vidas”.

En el peritaje, se estableció que la distancia entre el acusado y la víctima al momento del disparo era mayor a los 50 centímetros y que la víctima estaba de espaldas cuando recibió el tiro. “Me resulta difícil comprender de qué manera podría estar golpeando Godoy a Torres desde al menos 50 centímetros de distancia y dándole la espalda; lo que me obliga a pensar que el relato de Torres no sería fidedigno” afirmó Fiszer.

El juicio se reanudará en marzo, con los testimonios de otros dos policías y de la médica del SAME que atendió a la víctima.