24 de febrero de 2024
24 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los tres acusados afrontan cargos por homicidio y lesiones culposas
Comenzó el juicio por el accidente aéreo de Córdoba
El hecho tuvo lugar en mayo de 2005, cuando una aeronave procedente de San Juan chocó contra una torre de ayuda próxima a la pista de aterrizaje, ocasionando la muerte de los dos tripulantes y cuatro acompañantes. Interviene el fiscal general Maximiliano Hairabedian.

Desde la semana pasada, el Tribunal Oral Federal N°2 de Córdoba juzga a tres personas por la tragedia aérea ocurrida en el año 2005 en la que murieron cuatro pasajeros y dos tripulantes de un avión que viajaba desde la ciudad de San Juan. En el juicio participa el fiscal general Maximiliano Hairabedian.

Los acusados son Hugo Eduardo Argañaraz, quien al momento de los hechos era Jefe del Aeropuerto Internacional de Córdoba “Ingeniero Aeronáutico Ambrosio Taravella”; Edgardo Gabriel Mazzieri, observador meteorológico del mismo aeropuerto y Adolfo Apesseche, Administrador del aeropuerto cordobés. A todos ellos se los acusa del delito de homicidio culposo por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo, agravado por la pluralidad de víctimas en concurso real con lesiones culposas.

El hecho ocurrió el 8 de mayo de 2005, cuando la aeronave Piper chocó contra una torre de ayuda próxima a la pista de aterrizaje, en medio de pésimas condiciones meteorológicas. Como consecuencia del hecho, fallecieron el piloto, Daniel Reynoso, el copiloto Mario Corti y cuatro acompañantes: Nicolás Vuyovich, Gustavo Ramonda, David Ramonda y Hugo Suárez. En tanto, Rodolfo Butta, Fabrizio Nicollier y Joaquín Palacios sufrieron diversas lesiones.

El fiscal de instrucción, Enrique Senestrari, consideró que Argañaraz omitió observar los reglamentos y deberes a su cargo “referidos a su responsabilidad de velar por el cumplimiento de la normativa vigente en materia de superficie de despeje de obstáculos y al señalamiento de los mismos”, así como también respecto de “la omisión de disponer la suspensión de las operaciones de despegue y aterrizaje por razones meteorológicas del aeropuerto a su cargo”.

Respecto de Edgardo Mazzieri –observador meteorológico- el representante del MPF consideró su inobservancia consistió en la omisión de “practicar diligentemente las observaciones meteorológicas de superficie y, en consecuencia, la omisión de generar los respectivos informes especiales”.

Por último, con respecto al administrador de Aeropuertos Argentina 200 en el Aeropuerto Ambrosio Taravella, Adolfo Aspessche,  Senestrari consideró que omitió con los deberes a su cargo de “mantener y operar  toda la infraestructura aeronáutica bajo su responsabilidad en condiciones de seguridad”.

En el día de ayer declararon los imputados, en tanto a partir de hoy comenzarán las declaraciones de los sobrevivientes del accidente.