18 de mayo de 2024
18 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal José Ignacio Candioti y cuenta con la colaboración de Dovic
Comenzó el primer juicio de trata laboral en Entre Ríos
Un hombre está acusado de haber captado y acogido con fines de explotación laboral a al menos seis víctimas en situación de vulnerabilidad en un predio dedicado a la actividad forestal. Las víctimas declararon hoy y detallaron que realizaban tareas de desmonte de eucaliptus y que vivían hacinadas en precarias casillas de madera, sin agua corriente, energía eléctrica, ni baño. Mañana, se realizarán los alegatos.

Ayer, comenzó el primer juicio por un caso de trata de personas con fines de explotación laboral en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, contra un hombre de 29 años acusado de haber explotado al menos seis víctimas en situación de vulnerabilidad en un campo dedicado a la actividad forestal ubicado en la localidad de Los Charrúas, departamento de Concordia.

Los trabajadores, quienes realizaban tareas de desmonte de eucaliptus, habitaban en precarias casillas de madera, en condiciones de hacinamiento, sin agua corriente, energía eléctrica, baño y servicios básicos indispensables. Además, no contaban con la ropa y elementos de seguridad requeridos para la tarea que desarrollaban, ni estaban registrados.

En la audiencia de ayer, declararon inspectores que participaron en el procedimiento que dio origen a la causa y hoy lo hicieron dos de las víctimas que fueron localizadas. Mañana, está previsto que se realicen los alegatos.

La Dirección de Orientación, Acompañamiento y Protección a Víctimas (Dovic) colabora en la causa por pedido del fiscal Candioti.

 Los hechos

La causa se inició en febrero de 2011, luego de un operativo realizado por la Dirección Regional Paraná de la AFIP-DGI con el objetivo de relevar a los trabajadores que desarrollaban tareas de explotación forestal y extracción de troncos en la zona rural del Departamento Concordia, Provincia de Entre Ríos. Durante el procedimiento, los inspectores de la AFIP-DGI, de la Dirección Provincial del Trabajo y de la Policía de Entre Ríos encontraron a seis personas que trabajaban en un predio denominado Paraje Loma Negra, quienes manifestaron realizar tareas de raleador-pelador de palos de eucaliptus.

Las víctimas vivían en el mismo predio donde trabajaban y afirmaron que recibían malos tratos por parte del acusado y que no les daba recibo de sueldo.

Como consecuencia, el 30 de junio de 2011 el fiscal a cargo de la entonces UFASE (ahora Protex), Marcelo Colombo, realizó una denuncia formulada ante la justicia federal.

Colaboración de Dovic

La gestora de la DOVIC en Paraná, María Noé Gonzalez Igartúa, intervino en la relocalización de las víctimas en articulación permanente con el Programa Especial de Atención a Víctimas de Trata y Explotación de la misma Dirección, quienes de manera articulada con el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), llevaron adelante ese proceso.

Del total de las seis víctimas, cuatro de ellas oriundas de la ciudad de Concordia, una de Gualeguaychú y una en Misiones, pudieron dar con el paradero de dos que, luego de coordinar su traslado, pudieron declarar hoy ante el Tribunal Oral Federal de Paraná.

La declaración de las víctimas

En la audiencia de hoy, los dos hombres relataron que trabajaron en el campo desde agosto de 2010 hasta febrero de 2011. Allí, vivían en una precaria casilla con nylon y realizaban jornadas que iban de 7 a 19 o 20 horas con un corte para almorzar. Como no tenían baño, debían hacer sus necesidades en el monte y el agua se las proveía un vecino que la sacaba de un arroyo, ya que tampoco tenían acceso. Relataron que no contaban con elementos de seguridad ni ropa adecuada para realizar las tareas de desmonte y que el imputado intentaba pagarles con mercadería. Asimismo, indicaron que ellos debían llevarse los colchones y que el acusado a veces les llevaba carne y/o fideos para que se cocinaran en el pasto. Finalmente, dijeron que recibían malos tratos y amenazas por parte del joven empresario.